Chávez y Ahmadineyad unen sus manos para «frenar el imperialismo» - REUTERS

Chávez con Ahmadineyad: «Queremos frenar el imperialismo»

Al darle la bienvenida Chávez señaló que los pueblos «no quieren más guerra ni imperialismo , queremos respeto al derecho internacional y la autodeterminación»

CORRESPONSAL EN CARACAS Actualizado:

El presidente Hugo Chávez aseguró que con su par iraní Mahmud Ahmadineyad, a quien calificó de “hermano”, “trabajarán juntos para frenar la locura imperialista ahora que se ha desatado como nunca jamás, convirtiéndose en una amenaza para el mundo” cuando lo recibió hoy en el palacio de Miraflores, sede del gobierno venezolano.

El presidente de Irán realiza una gira latinoamericana por Venezuela, Nicaragua, Cuba y Ecuador, buscando su apoyo luego de las sanciones y bloqueo que le han aplicado por desarrollar la energía atómica en las centrales nucleares.

Al darle la bienvenida Chávez señaló que los pueblos “no quieren más guerra ni imperialismo, queremos respeto al derecho internacional y la autodeterminación” antes de revisar los convenios de cooperación bilateral.

Recordó que no pudo recibir a su amigo en septiembre pasado porque se encontraba en La Habana sometido al tratamiento de quimioterapia. “Tres meses después ya no hay quimio, ni cáncer, ni enfermedad. Lo que hay es voluntad de vivir y seguir trabajando juntos”.

“El más grande anhelo es la paz y nos acusan de guerreros o guerreristas. Irán no ha invadido a nadie. La revolución bolivariana no ha invadido a nadie ni ha bombardeado a nadie. Somos parte de los pueblos agredidos y pretenden mostrarnos como los agresores”, acotó Chávez.

«Juntos para fabricar bombas y misiles»

En tono sarcástico dijo que “vamos a trabajar mucho para fabricar más bombas y misiles, para seguir dando una guerra contra la pobreza y la miseria”. Y mencionó que las empresas iraníes han construido 14.000 viviendas y “van a empezar a levantar unas 7.000 en Ciudad Caribia”.

También mencionó que los convenios con Irán ha permitido construir 26 plantas procesadoras de alimentos como harina de maíz, leche, fábrica de tractores, vehículos, e inyección de plástico. Por su lado, Ahmadineyad agradeció las palabras solidarias de su “hermano” venezolano al que calificó de “campeón” en su lucha contra el imperialismo.

“Queremos que no haya pobreza ni desigualdad de clases sociales. No estamos aquí para agredir a otros. Los imperialistas nos acusan de fabricar bombas pero sinceramente el combustible de esta bomba es el cariño a los pueblos. El combustible de la bomba es nuestro amor a otros pueblos, incluido a los arrogantes de los Estados Unidos”, dijo Ahmadineyad.

“Estaremos juntos para siempre”, dijo el mandatario iraní a su “hermano” bolivariano.