Los Castro prohíben al disidente Oswaldo Payá asistir al 20 aniversario del Premio Sajarov en Estrasburgo

CARMEN MUÑOZ | MADRID
Actualizado:

El Gobierno cubano impidió al disidente Oswaldo Payá viajar el sábado a Estrasburgo para asistir, el próximo miércoles, al XX aniversario del Premio Sajarov de derechos humanos que otorga el Parlamento Europeo. El líder del Movimiento Cristiano Liberación y promotor del Proyecto Varela aseguró en un comunicado, al que ha tenido acceso ABC, que las autoridades cubanas se negaron a otorgarle la conocida «tarjeta blanca» con la que «controlan, a su discreción, el derecho a viajar fuera del país a sus ciudadanos».

Payá, Premio Sajarov 2002, había realizado todos los trámites exigidos por el régimen comunista, tras recibir la invitación del presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, para asistir junto a su esposa y otros laureados al vigésimo aniversario del galardón.

Esta nueva negativa que recibe el opositor a viajar al extranjero ocurre la misma semana en que el vicepresidente cubano, Carlos Lage, afirmó en Matanzas que «es un acto de barbarie prohibirle a un ciudadano visitar a su familia». Lage se refería al eventual levantamiento de las restricciones por parte de la próximo Gobierno de Estados Unidos a los viajes a la isla de los ciudadanos cubanoamericanos.

Las autoridades cubanas detuvieron además esta semana a un centenar de opositores para impedir que participaran en los actos programados el pasado miércoles con motivo del Día Mundial de los Derechos Humanos. La mayoría de ellos ya recuperaron la libertad.

Oswaldó Payá denunció «la nueva violación» a su derecho a salir y regresar a Cuba. Subrayó además que «si la Unión Europea y los gobiernos que la forman continúan con la política, encabezada por el Gobierno español, de rebajar las exigencias en materia de respeto a los derechos humanos en Cuba y persisten en el alejamiento de sus defensores bajo la cobertura del diálogo, éste solo servirá para enmascarar y justificar las sucesivas violaciones de los derechos de los cubanos».