El cártel más sanguinario de México decide poner fin a «sus servicios»

«La Familia» asegura que combatía a violadores y secuestradores y anuncia que pone fin a «los servicios brindados a la sociedad michoacana»

MANUEL M. CASCANTE
méxico Actualizado:

El cártel de La Familia Michoacana, que puso de "moda" en México la decapitación de sus víctimas, ha anunciado su supuesta disolución a través de "narcomantas" colocadas en diferentes localidades de los estados de Michoacán y Guerrero.

Los mensajes, que aparecieron en Pátzcuaro, Tzintzuntzan, Quiroga, Santa Clara del Cobre, Lázaro Cárdenas, Petacalco y Apatzingán, señalan que "La Familia Michoacana se disuelve por completo, ya que la han culpado injustificadamente y es momento que el señor Felipe Calderón investigue su gabinete, en especial a Genaro García Luna (secretario de Seguridad Pública Federal), vendido con los Z", el cártel rival.

El grupo delictivo asegura que en estos últimos años se ocupó de combatir a violadores y secuestradores. "Les comunicamos que hasta el día de hoy se dan por concluidos todos los servicios en general que se estaban brindando a la sociedad michoacana".

La Familia acusa a la Policía Federal de estar detrás de abusos y atrocidades cometidas contra la población civil, "dirigidos por Genaro García Luna; entran con la falsedad y el engaño de salvaguardar a los michoacanos y hacen todo lo contrario. Los delincuentes y ladrones son las mismas fuerzas federales".

Además, en panfletos repartidos por las calles, La Familia invita a que "si algún grupo con funciones altruistas quisiera tomar la responsabilidad de seguir luchando por nuestra gente y nuestro estado, posiblemente nosotros apoyemos las funciones de éste, siempre y cuando sus proyectos sean para beneficio de nuestro estado".