Las cárceles francesas sirven como «lugar de reclutamiento» para yihadistas
AFP Agentes franceses custodian a presuntos islamistas arrestados en un anterior golpe al yihadismo

Las cárceles francesas sirven como «lugar de reclutamiento» para yihadistas

JUAN PEDRO QUIÑONERO. CORRESPONSAL | PARÍS
Actualizado:

Francia teme una «metamorfosis inquietante» del terrorismo islámico, que recluta en las prisiones galas, se ramifica en el Magreb, se sirve de internet para crear nuevas redes y espera poder actuar «en cualquier momento» en toda Europa. La dirección general de la Policía judicial detuvo ayer a cinco jóvenes franceses, de origen magrebí, «susceptibles» de querer cometer un atentado en Rennes coincidiendo con el aniversario del 11 de septiembre, aunque no se presentaron pruebas de cargo.

Horas antes, Mich_le Alliot-Marie, ministra del Interior, declaraba a «Le Figaro»: «Las cárceles franceses son un lugar de reclutamiento privilegiado para los islamistas radicales. Nuestros servicios han detectado la presencia de franceses y europeos de otras nacionalidades en la frontera afgano-paquistaní, que reciben allí entrenamiento».

Alliot-Marie describe una realidad inquietante: emergencia de una galaxia de nuevos grupúsculos, utilizando la «franquicia» Al Qaida, prestos al atentado en cuanto les sea posible, donde sea posible; incremento de la amenaza islamista en Magreb y en todo el Mediterráneo occidental; utilización de toda Europa, prácticamente, como posible «base de reclutamiento», adoctrinada religiosamente en lugares de culto.

Los servicios de seguridad franceses detuvieron a 89 activistas islamistas durante el 2007. Durante los primeros seis meses de este año ya se han detenido a otros 55 terroristas o presuntos terroristas islámicos. Un experto reputado, Gérard Chaliand, considera «bien fundada» la inquietud gubernamental: «Los terroristas están ahí, ocultos, en casi toda Europa, en Francia, en Italia, en España. Si no actúan es porque no pueden. Pero su gran sueño es cometer un gran atentado, en Francia o en España, en algún país europeo».

Francia considera más urgente que nunca incrementar la cooperación antiterrorista islámica con los aliados europeos, y prepara un manual con sus experiencias.