Los carceleros de Epstein se dormían en sus puestos y lo dejaban solo durante horas

Desde su muerte, circulan en redes sociales en EE.UU. cientos de teorías conspirativas

WashingtonActualizado:

Los funcionarios de prisiones que debían supervisar al magnate Jeffrey Epstein, que murió el sábado en su celda a la espera de juicio por trata de menores, lo dejaron solo y sin control durante horas, y luego falsificaron los registros para intentar protegerse ante las tres investigaciones que hay abiertas por el caso.

Según revelaron ayer varios medios norteamericanos citando fuentes policiales, los dos carceleros se dormían frecuentemente en sus puestos de trabajo y violaron repetidamente los protocolos de vigilancia de los presos. A Epstein se le había retirado días antes de su muerte del sistema de prevención de suicidios.

Por su parte los sindicatos de funcionarios de prisiones mantienen que el centro donde Epstein estaba encerrado a la espera de juicio, el Metropolitan Corrections Center de Manhattan, que alberga a más de 700 reos, está saturado y carece de personal suficiente para prevenir problemas como el del suicidio de Epstein.

El millonario, que había sido acusado de abusar y prostituir a menores en mansiones de su propiedad, apareció muerto en su celda el sábado a las 06.30. Según las pesquisas iniciales, filtradas a los medios neoyorquinos, se ahorcó con una sábana colgada de la parte superior de su litera. Estaba solo y no había cámaras grabando el interior de la celda.

Desde la muerte de Epstein, circulan en redes sociales en EE.UU. cientos de teorías conspirativas que mantienen que no fue un suicidio sino un homicidio para tratar de tapar información perjudicial para políticos, empresarios y hombres poderosos de todo el mundo. El propio presidente Donald Trump compartió en Twitter un mensaje que insinuaba que el matrimonio Clinton podría haber tenido algo que ver con el fallecimiento.