El cadáver atribuido a Pilar Juárez no es el de la funcionaria española desaparecida

Actualizado:

ABC

MADRID. Con rabia e indignación. Así se siente la familia de Pilar Juárez después de que se comprobara que el cadáver hallado el pasado sábado no se corresponde con el de la funcionaria desaparecida bajo los escombros del edificio de las Naciones Unidas en Haití. Ahora, las esperanzas de encontrar con vida a Pilar Juárez, aunque remotas, sí mantienen un hilo de esperanza.

La familia ya ha calificado como «gravísimo» el error cometido en las labores de identificación del cadáver y se muestra «absolutamente disgustada» con las gestiones realizadas por la Embajada Española. El Gobierno ha comprobado que el cadáver hallado el sábado en la sede de Naciones Unidas en Puerto Príncipe no se corresponde con el de la funcionaria española, una vez que se realizaron las correspondientes pruebas de ADN, según informó a Europa Press un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Exteriores se escuda en que la información de que había sido hallado el cuerpo sin vida de Pilar Juárez entre los escombros había sido facilitada por UNPOL, el cuerpo de policías dependiente de Naciones Unidas.

Conocido el error, el Gobierno se puso en contacto inmediatamente con la familia de Pilar Juárez para informarle del error en la identificación, confirmado después de que se cotejaran las huellas dactilares. Asimismo, el Gobierno asegura que continuará la búsqueda de la funcionaria de la UE natural de La Granja de Segovia.

Cuando el seísmo asoló Haití a principios de semana, Pilar Juárez se encontraba en la sede de Naciones Unidas en la capital de Haití, Puerto Príncipe. Tanto su marido como su hijo resultaron ilesos y pudieron escapar de la furia del terremoto.

Luis Valverde, portavoz de la familia de Pilar Juárez, explicó telefónicamente a Europa Press que estaban «absolutamente disgustados» por la gestión de la Embajada española, y calificaron de «gravísimo» el error en la identificación. Además, reclamaron al Gobierno Español que no vuelvan a dar por buena cualquier información que apunte al hallazgo del cadáver de un desaparecido hasta que no se realicen las pruebas de ADN oportunas.

Pilar Juárez acababa de volver de México donde había hecho un curso sobre cooperación que era su verdadera pasión. El entonces diputado socialista trabajó con ella durante 13 años y estas últimas navidades le visitó a Valladolid: «Me contó lo que estaba haciendo en Haití, sobre todo su proyecto de cooperativa para productores de café que era su pasión ahora. Todavía tengo un paquete que me regaló junto a una botella de ron».

Hotel y sala de fiestas

Casi todos los españoles que vinieron en aquella primera oleada conocen su casa en la calle Van Ostade, una pequeña mansión del más puro estilo bruselense, al lado del parque del Cincuentenario y que es a medias un hotel para cualquiera que lo necesitase y una sala de fiestas donde a la mínima se organizaba un sarao.

Entre muchos recién llegados, y sobre todo en el círculo de la delegación socialista, la dirección de Pilar y José era lo primero que se apuntaba en la agenda. Pilar es una de esas fuerzas de la naturaleza que España tiene repartidas por el mundo.