Donald Trump, presidente de Estados Unidos
Donald Trump, presidente de Estados Unidos - REUTERS

Un cable diplomático revela que Trump abandonó el acuerdo nuclear con Irán porque lo firmó Obama

El cable data de después de la visita de Johnson a Washington en la que el ministro británico intentó convencer a Trump

LondresActualizado:

Una nueva filtración revela que el embajador británico en Washington, destituido por criticar a Donald Trump en unos documentos secretos, calificó la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán de «vandalismo diplomático» destinada únicamente a destruir el legado de Barack Obama.

Sir Kim Darroch dimitió el 10 de julio después de que el diario ‹The Daily Mail› revelara unos cables clasificados de 2016 en los que calificada a Trump de inseguro y falto de preparación para el cargo que ostenta. El presidente norteamericano, enfurecido, anunció que no volvería a tratar con el embajador.

El episodio ha escandalizado a los embajadores en Washington, porque esos cables, escritos con franqueza por ser secretos, son comunes y necesarios en la comunicación diplomática. En los que reveló ayer el ‹Daily Mail›, el embajador dimitido acusa a Trump de salirse del acuerdo nuclear por «razones de personalidad».

Aunque la primera ministra de Reino Unido apoyó a Darroch, el principal aspirante a sucederla tras su dimisión, Boris Johnson, se negó a hacer lo mismo. A Johnson y Trump les une un estilo político similar y una amistad que viene de largo, forjada cuando el primero fue ministro de Exteriores entre 2016 y 2018.

El embajador detalla en los cables revelados ahora la maratoniana serie de reuniones que Johnson y Trump mantuvieron en Washington en mayo de 2018 para tratar de salvar el acuerdo nuclear. Para Darroch fue una pérdida de tiempo porque el presidente norteamericano había decidido romper el acuerdo.

En el cable, el embajador le dice a Johnson: «El resultado de esas reuniones ilustra la paradoja de esta Casa Blanca: usted tiene un acceso extraordinario a todos, incluido el presidente; pero en el fondo, la administración tiene la intención de perpetrar un acto de vandalismo diplomático, aparentemente por razones ideológicas y de personalidad, porque fue un acuerdo negociado por Obama».

Tras las primeras filtraciones, Trump insultó al embajador, al que llamó «bobo solemne« y dijo que la Casa Blanca dejaría de tratar con él. El ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, se hallaba de visita en Washington cuando el «Daily Mail« publicó la noticia y pidió disculpas personalmente a la hija de Trump, Ivanka.