José María Aznar y Ehud Barak, durante su reunión de ayer en Jerusalén. Afp

Bush telefoneó ayer a Aznar para conocer el resultado de sus gestiones

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, telefoneó ayer al presidente del Gobierno español, José María Aznar, para pedirle su opinión sobre el momento que atraviesa el proceso de paz en Oriente Medio y agradecerle las gestiones realizadas en los últimos días. La llamada, parte de la cual se llevó a cabo en español, se repetirá en los próximos días.

JERUSALÉN. A. C. enviado especial/WASHINGTON. P. R. corresponsal
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Poco después de que José María Aznar ofreciera en rueda de Prensa sus percepciones de las entrevistas mantenidas con Ariel Sharón y Ehud Barak, el presidente del Gobierno español recibía una llamada desde Washington. Al otro lado del teléfono, George W. Bush, que incluía así al jefe del Ejecutivo español en la selectiva relación de las primeras veinte llamadas a gobernantes extranjeros que su Administración ha preparado antes de que se cumpla el primer mes desde su llegada a la Casa Blanca.

AGRADECERLE LOS «SONDEOS»

La conversación se desarrolló «en un ambiente muy cordial», según fuentes norteamericanas, y parte de ella en español. Bush quiso conocer de primera mano la opinión de Aznar del momento actual del proceso de paz y agradecerle los «sondeos» y contactos mantenidos durante estos días con los dirigentes israelíes y palestinos, así como con el presidente egipcio, Hosni Mubarak.

Asimismo, según fuentes gubernamentales, el inquilino de la Casa Blanca respaldó las tesis y los llamamientos en favor del mantenimiento de los principios que hicieron posible el llamado proceso de paz en la zona, el «acervo» como le gusta decir a Aznar, por ser una posición común del mundo occidental.

Según ha podido saber ABC, en la conversación también se trató la seguridad en Europa y el interés de los dos dirigentes en intensificar la cooperación bilateral entre ambos países. Igualmente, el presidente norteamericano comunicó a Aznar su intención de volver a telefonearle en los próximos días para poder hablar más detenidamente sobre el proceso de paz en Oriente Medio y otros de temas de la agenda internacional.

CONDENA DEL ATENTADO

George Bush también telefoneó ayer al primer ministro israelí en funciones, Ehud Barak, para «expresarle mis condolencias a las familias de las víctimas y al pueblo israelí. Le dije que el ciclo trágico de la violencia, y las reacciones que trae entre israelíes y palestinos y en particular la escalada de esta semana, debe cesar».

Antes de viajar a Virginia Occidental, Bush condenó el atentado de ayer y exhortó, en una comparecencia ante la prensa en la Casa Blanca, «a todas las partes a hacer el máximo posible para poner fin a la violencia». Igualmente, señaló que Estados Unidos «continuará trabajando con todas las partes para tratar de reconstruir la tranquilidad en la región» tras el «grave deterioro» de la situación. El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, realizará una gira por Medio Oriente a fin de mes, que le llevará a Egipto, Arabia Saudí, Israel, los territorios palestinos, Jordania, Siria y Kuwait.