Los buques de EE.UU. y Rusia, cerca de colisionar en el Pacífico - Reuters / US Navy

Dos buques de guerra de EE.UU. y Rusia, a punto de colisionar en el Pacífico

Ambos países se culpan mutuamente del incidente producido en alta mar, en el que las naves se quedaron a una distancia de entre 15 y 50 metros

Actualizado:

Dos buques de guerra, uno de Estados Unidos y otro de Rusia, han estado a punto de colisionar este viernes en aguas del Pacífico, un incidente del que ambos países se acusan mutuamente.

El USS Chancerllorsville, un crucero de misiles guiados, y el destructor ruso Almirante Vinogradov, se quedaron uno de otro a tan solo una distancia de entre 15 y 50 metros, según informes opuestos sobre lo sucedido de los respectivos mandos navales. Ambas partes sostienen que sus barcos fueron forzados a realizar maniobras de emergencia para evitar la colisión.

La Marina estadounidense ha publicado dos vídeos en las redes sociales en el que se aprecia el momento en que ambas embarcaciones se quedan muy cerca del impacto.

De acuerdo con un comunicado público del Comando de la Séptima Flota de EE.UU., hacia las 11.45 horas de este viernes, mientras operaba en el Mar de Filipinas, un destructor ruso, que identifica como Udaloy I DD 572, realizó una maniobra peligrosa contra el USS Chancellorsville (CG-62), acercándose a entre 50 y 100 pies (de 15 a 30 metros), «poniendo en riesgo la seguridad de la tripulación y la nave».

Mientras el Chancellorsville estaba recuperando su helicóptero con rumbo fijo y velocidad constante, explica el comunicado, la embarcación rusa maniobró desde detrás y, estando a estribor del Chancellorsville, aceleró su marcha y se aproximó hasta una «distancia peligrosa» de 50 a 100 pies (15 a 30 metros). Esta «acción peligrosa», insiste, obligó al buque estadounidense a forzar la máquina hacia atrás y maniobrar para evitar la colisión.

«Consideramos que las acciones de Rusia durante esta interacción peligrosa, no profesional y sin atenerse a las Reglas Internacionales para la Prevención de Colisiones en el Mar (COLREGS), las "Normas de Tráfico" y las costumbres reconocidas internacioalmente», concluye el comunicado.

EE.UU. presentará una queja formal

Estados Unidos anunció este mismo viernes que presentará a Rusia una queja diplomática formal por esta maniobra que considera peligrosa y no profesional. «Tendremos conversaciones con las fuerzas armadas rusas, y por supuesto presentaremos la queja, pero para mí la seguridad, al final, es lo más importante», aseguró el secretario de Defensa interino, Patrick Shanahan, a los periodistas en el exterior del Pentágono. «Esto no nos disuadirá de llevar a cabo nuestras operaciones», añadió.

El momento en que los dos buques están a punto de colisionar
El momento en que los dos buques están a punto de colisionar - Reuters / US Navy

La Flota Rusa del Pacífico, por su parte, ha asegurado que el USS Chancellorsville se había acercado a 50 metros del destructor ruso Almirante Vinogradov, que se habría visto obligado a realizar una «acción de emergencia» para evitar una colisión, de acuerdo con agencias rusas citadas por Reuters.

Estas agencias citan un comunicado de la Flota Rusa del Pacífico, según el cual el incidente tuvo lugar a primeras horas de la mañana de este viernes en la parte este del Mar de la China Oriental, en un momento en que un grupo de buques de guerra rusos se encontraban en paralelo con un grupo de ataque naval de EE.UU.

«El crucero de misiles guiados de EE.UU. Chancellorsville súbitamente alteró su rumbo y cortó el paso al destructor Almirante Vinogradov llegando a 50 metros del barco», señala el comunicado.

Tensión entre Washington y Moscú

EE.UU. y Rusia no se ponen siquiera de acuerdo de en qué mar se produjeron los hechos. Mientras que la Marina norteamericana asegura que fue en el Mar de Filipinas, la de Rusia sostiene que fue en el Mar de la China Oriental. En el límite entre ambos se sitúan las islas Senakaku Islands, también denominadas Diaoyu en China, al sur de Japón y al este de Taiwán.

«Normalmente, los rusos acosan nuestros barcos cuando están operando en aguas que Rusia considera que están dentro de su área de influencia (el Mar Negro, el Mar de Barents y frente a Validvostok», aseguró a la CNN Carl Schuster, un capitán retirado de la Marina estadounidense y exdirector de operaciones en el Centro de Inteligencia Conjunto del Mando del Pacífico y que navegó durante doce años en barcos de guerra estadounidenses.

Este incidente se produce días después de que la Marina de EE.UU. acusara a Rusia de interceptar un avión norteamericano y entre las tensiones entre Washington y Moscú acerca de una larga serie de cuestiones geopolíticas.

El pasado mes, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, se reunió el pasado mayo con el presidente ruso, Vladímir Putin, en un complejo en la ciudad de Sochi, donde advirtió a Rusia sobre la interferencia en las elecciones de EE.UU., elevando la dureza del discurso más allá del que suele emplear en esta materia el mandatario norteamericano, Donald Trump.