Brown promete un examen de inglés para funcionarios inmigrantes
Gordon Brown, durante la presentación hoy el programa laborista para las eleciones del 6 de mayo / REUTERS

Brown promete un examen de inglés para funcionarios inmigrantes

EMILI J. BLASCO | LONDRES
Actualizado:

Un examen de inglés para todas las personas que opten a un trabajo en el sector público (especialmente pensado para inmigrantes), sustitución de jefes de Policía que no cumplan con objetivos en la reducción de la delincuencia, refereréndum entre los padres de una escuela para cambiar la dirección y posibilidad de que los electores echen a diputados elegidos son algunos de los puntos del programa laborista presentado este lunes por Gordon Brown para las elecciones del 6 de mayo.

El programa ha sido etiquetado como “Blair plus”, ya que ahonda en las reformas llevadas a cabo por el anterior primer ministro, sobre todo en lo referente a “ley y orden” e introducción de mecanismos de empresa privada en los servicios públicos.

Aunque hace mención a necesarios recortes para la reducción de la deuda, en realidad evita concretarlos. Brown indicó que el programa demuestra que los laboristas son “reformistas implacables del mercado y del Estado”. Para los conservadores, se trata de “promesas recalentadas que los laboristas ya han roto antes”.

Además de las mencionadas propuestas, el programa incluye: Compromiso a no subir el IRPF en toda la legislatura; elevar el salario mínimo de acuerdo con el incremento medio de los sueldos; referéndum sobre el sistema electoral para introducir elementos de proporcionalidad, por más que manteniendo el principio de circunscripciones unipersonales; referéndum para convertir la Cámara de los Lores en una asamblea elegida democráticamente por los ciudadanos; libertad de voto al grupo parlamentario para rebajar a 16 años la edad mínima para votar en las elecciones; cuatro semanas pagadas de permiso de paternidad; garantía de recibir en una semana los resultados en pruebas de cáncer o promoción de un impuesto global sobre los bancos.

La oposición ha advertido que Brown se compromete a no subir el IRPF, pero no adquiere el mismo compromiso sobre el IVA. Además, recuerda que en las anteriores elecciones, los laboristas ya dijeron que no subirían el IRPF, pero luego elevaron el tipo máximo al 50 por ciento para ingresos superiores a 150.000 libras al año. Brown se ha defendido de esta última acusación indicando que “tuvo” que hacerlo debido a la crisis.