Protesta contra el Brexit frente al parlamento británico este lunes - Reuters/ Vídeo: ATLAS

BrexitLos escenarios de la huida de Londres

Las opciones del Reino Unido van desde la salida sin acuerdo hasta seguir en la UE

Corresponsal en BruselasActualizado:

Con la sentencia definitiva del Tribunal Europeo de Luxemburgo, conocida este lunes, se añade una nueva posibilidad para los eventuales futuros escenarios en el Brexit. El divorcio de Gran Bretaña con la Unión Europea plantea un desafío económico, legal e institucional completamente desconocido y la crisis política en Londres hace que ninguna de esas opciones pueda ser descartada del todo.

Diga lo que diga la primera ministra, Theresa May, lo único cierto en este momento es que no hay nada cierto y que todos los escenarios están abiertos. La sentencia también ha dejado claro que los demás países no pueden obligar tampoco al Reino Unido a que se vaya.

Un Brexit sin acuerdo

Es por ahora la opción más plausible. Teniendo en cuenta que la clase política británica no ha podido lograr una mayoría clara para apoyar una opción concreta, ya sea un segundo referéndum o el resultado de las negociaciones, la lógica indica que existen muchas posibilidades de que cuando llegue el 29 de marzo no haya ningún paracaídas legal para evitar una salida sin acuerdo.

En ese caso, se ha establecido que habrá un periodo de transición adicional hasta diciembre de 2020 durante el que el Reino Unido mantendrá sus obligaciones legales como miembro de la UE, pero sin intervenir en las instituciones. Naturalmente, el hecho de rebasar la fecha de marzo implica que ya no se puede utilizar la opción de anular unilateralmente el Brexit, porque ya se han producido efectos irreversibles, como indica la sentencia. Tanto la Comisión como el reino Unido han empezado ya los preparativos para un Brexit sin acuerdo.

El acuerdo es rechazado

El hecho de haber aplazado el voto del acuerdo en el Parlamento de Westminster muestra hasta qué punto la primera ministra era consciente de que está muy lejos de tener la mayoría necesaria para aprobarlo. Si, pese a todo, acepta someterlo a votación y la pierde, dependiendo de la amplitud de su derrota se vería en la obligación de dimitir.

El problema es que el Partido Conservador está tan dividido que sería muy difícil encontrar un sucesor, mientras que el líder laborista, Jeremy Corbyn, intentaría ocupar su lugar. Es poco probable que la propia May convocase elecciones. Y los laboristas tampoco tienen una política clara para el Brexit. Esa situación de bloqueo político podría desembocar, por simple exclusión, en un segundo referéndum.

Renegociación con la UE

La primera ministra May tiene que volver a Bruselas este jueves para participar en un Consejo Europeo ordinario en el que se suponía que el asunto del Brexit estaría ya superado. Su esperanza es que pueda lograr algún retoque en el texto para convencer a los más reticentes y decantar la mayoría a su favor.

En el Consejo afirman que solo sería posible añadir alguna aclaración interpretativa fuera del texto, en la declaración sobre las relaciones futuras. No se ve posible reabrir el texto sin que ello produzca innumerables complicaciones. Y, en todo caso, la cuestión de la frontera irlandesa, que es la base del problema, es innegociable para la UE.

Un segundo referéndum

La «premier» británica se opone a que haya un segundo referéndum, diciendo que en tal caso nada impediría que hubiera un tercero o un cuarto, porque siempre habría personas insatisfechas con el resultado. Lo que no dice es que el del Brexit ya es un segundo referéndum, después del que se convocó en 1974 sobre la permanencia en la entonces Comunidad Económica Europea. Para May, esta es una opción descartada y no parece previsible que cambie de opinión sobre ello.

Marcha atrás

Es probablemente la posibilidad más remota de todas. Una media vuelta en un asunto así sería un caso insólito. Pero lo cierto es que el Tribunal de Luxemburgo ha dejado abierta esta puerta de par en par y la posibilidad de utilizarla hasta el último momento. La sentencia establece precisamente que el hecho de que no haya acuerdo de salida o que este no haya entrado en vigor deja abierta la puerta para anular el Brexit. E incluso admite la posibilidad de que se pacte una prórroga en las negociaciones, aunque en este caso sí que se necesita el acuerdo de los demás países. Y, de regalo, le garantiza que recuperarían todas las excepciones que tiene el Reino Unido en la actualidad.

Elecciones europeas

Dado que las elecciones europeas han sido convocadas para el mes de mayo del año que viene, Londres debe tomar cualquier decisión eventual que no sea el Brexit mientras sea posible convocarlas. La formación de un Parlamento Europeo sin diputados británicos hace imposible que este país siguiera estando presente en las instituciones. Y además las decisiones legales de la Comisión o de la Eurocámara podrían ser invalidadas si no hay una coherencia entre los representantes de los países.

La opción Noruega Plus

La prensa británica ha especulado en las últimas semanas con la posibilidad de optar por el modelo noruego, con algunos retoques, que es el de un país que participa en el mercado interior, pero no en las instituciones de la Unión Europea. El problema es que ello incluye la libre circulación de personas y la imposibilidad de firmar tratados comerciales por separado, que son dos de las razones por las que la propia May lo ha rechazado. Yno está claro que los demás países del Espacio Económico Europeo, que es la condición necesaria para ello, lo aceptasen.

Sería, en todo caso, la peor opción desde el punto de vista estratégico, porque significaría tener que cumplir con las reglas europeas, pero renunciando a participar en su elaboración.

Pedir nuevamente el ingreso

Una vez que se hayan terminado todas las opciones posibles, el Reino Unido será un país tercero como cualquier otro y debería volver a ponerse en la fila de los aspirantes a ingresar en caso de que una mayoría política lo pidiera. La desventaja es que perderían todos los privilegios y excepciones que han venido acumulando en estos 40 años.