Boris Johnson, este jueves en un encuentro empresarial en Mánchester, donde confirmó su candidatura
Boris Johnson, este jueves en un encuentro empresarial en Mánchester, donde confirmó su candidatura - Reuters

Boris Johnson, icono del Brexit duro, confirma su candidatura para sustituir a Theresa May

La primera ministra asegura a los conservadores que presentará en junio un calendario para su salida del cargo

Actualizado:

«Por supuesto que voy a ir a por ello». Boris Jonhson, exministro de Asuntos Exteriores e icónico abanderado del Brexit duro dentro del Partido Conservador, confirmó este jueves su aspiración a suceder a Theresa May como líder «tory», una vez que la primera ministra abandone el cargo.

May, que había prometido renunciar a su puesto cuando el Parlamento británico respalde el acuerdo de divorcio al que llegó con Bruselas, presentará a principios de junio un calendario para su relevo, según acordó ayer en una reunión con la dirección del Comité 1922, el grupo de los parlamentarios que se encarga de los procesos internos. Según el presidente de este órgano, Graham Brady, se reunirá con ella tras su próximo intento de que el Parlamento respalde el acuerdo para el Brexit, en la primera semana del mes que viene.

Johnson es desde hace meses una de las opciones más claras para reemplazar a Theresa May. Líder de la campaña a favor del Brexit en el referéndum de 2016, dimitió como ministro de Exteriores en julio del pasado año por su rotundo desacuerdo con la propuesta de la «premier» para la salida del Reino Unido de la UE, que consideraba excesivamente blando. Desde entonces, ha venido criticando con dureza a May por su estrategia en la negociación, que en alguna ocasión ha considerado «una humillación moral e intelectual», ya que, a su juicio, la llamada propuesta de Chequers mantendría al Reino Unido sometida al club comunitario.

Fuertes donaciones

El pasado marzo se supo que Boris Johnson había recibido desde finales de 2018 importantes donaciones –entonces casi 140.000 libras, unos 160.000 euros– ante la posibilidad de que decidiera dar el paso y pugnar por el liderazgo «tory».

El también exalcalde de Londres despejó este jueves las dudas durante un encuentro con empresarios en la ciudad de Mánchester. Cuando se le preguntó si sería candidato a convertirse en jefe de los conservadores, respondió: «Voy a ir a por ello. Por supuesto que voy a ir a por ello. No creo que eso sea ningún secreto especial para nadie. Pero usted sabe que en la actualidad el puesto no está vacante». En su intervención fustigó a la primera ministra por su «falta de control y dinanismo» en las conversaciones con la UE y se comprometió a llevar a cabo el Brexit de tal forma que «cumpla realmente con el mandato del pueblo británico».

La confirmación por parte de Johnson llega en un momento de estancamiento en el proceso de retirada de la UE y con un fuerte cuestionamiento interno de May. Después de que el acuerdo al que llegó con Bruselas haya recibido hasta en tres ocasiones el no de la Cámara de los Comunes, Londres tuvo que pedir a los Veintisiete retrasar la fecha de salida. Inicialmente estaba fijada para el pasado 29 de marzo y ahora se prevé que sea el próximo 31 de octubre. Ello obligará al Reino Unido a participar en las elecciones europeas de este mes de mayo, que en su caso se celebrarán el día 23.

Según el último sondeo publicado por «The Observer», la nueva formación política creada por eurocrítico Nigel Farage, el Partido del Brexit, se sitúa claramente a la cabeza en intención de voto para los comicios a la Eurocámara, con un 34%. Superaría así a la suma del apoyo a laboristas (21%) y conservadores (11%). Estos últimos quedarían en cuarta posición, detrás de los liberal demócratas (12%).

Varapalo electoral

La presión contra la actual líder «tory» ha arreciado, además, después del serio correctivo recibido en las elecciones locales a comienzos de este mes, en las que su partido perdió más de 1.300 concejales, otro claro indicio del desencanto de los votantes con su gestión.

Por si todo ello fuera poco, la primera ministra ha irritado a buena parte de los diputados conservadores con sus conversaciones con sus teóricos rivales, los laboristas, para tratar de que fueran ellos los que permitieran que su acuerdo del Brexit saliera adelante en la Cámara de los Comunes ante la falta de apoyo necesario en sus propias filas.

Además de Johnson, únicamente otros dos candidatos han confirmado su intención de competir por situarse al frente de los conservadores: Rory Stewart, ministro de Desarrollo Internacional, y Esther McVey, exministra de Trabajo y Pensiones. Además, la líder de los «tories» en los Cámara de los Comunes, Andrea Leadsom, ha reconocido que se lo está pensando.

En las quinielas aparecen se menciona, así mismo, a destacadas figuras conservadoras como Michael Gove, Amber Rudd, Sajid Javid, Dominic Raab, Jeremy Hunt, Penny Mordaunt y Liz Truss.