Benedicto XVI publicará en breve una encíclica sobre la esperanza

JUAN VICENTE BOO CORRESPONSALROMA. Benedicto XVI ha terminado de escribir su segunda encíclica, centrada en la virtud de la esperanza, que será publicada en torno a la Navidad si los traductores no

JUAN VICENTE. BOO CORRESPONSAL ROMA.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Benedicto XVI ha terminado de escribir su segunda encíclica, centrada en la virtud de la esperanza, que será publicada en torno a la Navidad si los traductores no vuelven a retrasar el trabajo del Papa como sucedió ya en 2005 con la primera encíclica, «Dios es Amor».

La segunda encíclica sale al paso de un problema de gran actualidad, pues el panorama de crisis internacionales, problemas globales y desorden económico y político en tantos países llevan a muchos cristianos a perder la esperanza, a caer en el pesimismo y a abandonar el esfuerzo para hacer frente a los males de nuestro tiempo, pues combatir el mal conlleva siempre un precio que pocas personas están dispuestas a pagar.

«Spe salvi»

El texto provisional de la encíclica es «Salvados por la esperanza» («Spe Salvi»), tomado del capítulo ocho de la Carta de San Pablo a los Romanos, donde el apóstol explica que el bautismo confiere la filiación a Dios Padre y, con ella, la «libertad gloriosa de los hijos de Dios» y la salvación por la esperanza.

Ese capítulo extiende la redención a toda la naturaleza, en una visión «cósmica» que tiene al ser humano como centro, de modo similar a la del relato de la creación en el Génesis. Juan Pablo II solía comentarlo en sus enseñanzas sobre la «teología del cuerpo», pues Pablo de Tarso se refiere específicamente a la espera optimista de «la adopción de hijos, la redención de nuestro cuerpo».

Como intelectual y antiguo profesor universitario durante un cuarto de siglo, Benedicto XVI tiene una visión realista y reconoce la envergadura de los problemas del mundo, capaces de poner a prueba la esperanza de los creyentes y de cualquier persona de buena voluntad. Siguiendo la orientación cristológica que domina su último libro, «Jesús de Nazaret», el Santo Padre invitará a contemplar el triunfo redentor a través del sufrimiento y la entrega a los demás. Su encíclica será un mensaje de optimismo.