«La ayuda de España es solidaria»

Actualizado:

Rodríguez Saá echa la vista atrás en busca de culpables de la hambruna y la crisis de Argentina: «Responsabilizo a los autores de este verdadero negociado (chanchullo) a los últimos Gobiernos. De 1983 a hoy», etapa en la que gobernaron Raúl Alfonsín, Carlos Menem y Fernando de la Rúa. -¿Cómo valora la creación de comedores en Tucumán financiados por el Gobierno español?

-Bienvenida sea toda la ayuda solida

ria. Me duele muchísimo que Argentina, un país productor de alimentos, tenga que ser el prototipo ante el mundo de los niños desnutridos. Esta situación la podemos solucionar nosotros, pero bienvenida sea la ayuda que el mundo quiera hacer. Es una ayuda solidaria, que puede ser bien o mal interpretada.

-Durante la semana que estuvo al frente del Gobierno se habló de presiones por parte de España ¿Recuerda algún episodio?

-No, para nada, para nada hubo presiones. El presidente Aznar me llamó por teléfono el día que me elegía la Asamblea Legislativa. Dijo que mandaría al canciller para que hablara conmigo. Así fue, le recibí y hablamos. Vino a defender los intereses de las empresas españolas y a plantear las relaciones de Argentina con Europa. Fueron reuniones correctas donde no sentí que me hicieran ninguna presión, cosa que, por otra parte, no hubiera aceptado.

-Lo consideró una injerencia...

-No fue una injerencia, fue la defensa de los intereses de las empresas privatizadas en Argentina.