AFP

La autopsia confirma el suicidio de los fugitivos sospechosos de tres asesinatos en Canadá

Las autoridades canadienses indicaron que junto a los cuerpos se localizaron dos armas de fuego

EFE
TorontoActualizado:

Los dos sospechosos de la muerte de tres personas en el oeste de Canadá se suicidaron cuando la Policía lanzó una operación para su búsqueda y captura, de acuerdo a los resultados de las autopsias dados a conocer hoy.

La Policía Montada de Canadá también señaló en un comunicado que las autopsias confirmaron oficialmente que los cadáveres localizados la semana pasada en una remota zona del centro del país son los de los dos sospechosos, Bryer Schmegelsky, de 19 años de edad, y Kam McLeod, de 18.

Las autoridades canadienses indicaron que junto a los cuerpos se localizaron dos armas de fuego y que en estos momentos se están realizando pruebas para determinar si fueron utilizadas en el asesinato de tres personas en la provincia de Columbia Británica, en el oeste del país.

Los dos jóvenes eran los únicos sospechosos del asesinato a mediados de julio de una pareja de turistas, la estadounidense Chynna Deese, de 24 años, y el australiano Lucas Fowler, de 23, así como del experto botánico Leonard Dyck, de 64 años.

Tras los asesinatos, los dos jóvenes, que habían abandonado el área de Vancouver para buscar trabajo en el territorio canadiense de Yukon, se dirigieron hacia la remota localidad de Gillam, en el centro del país.

Los dos fugitivos fueron avistados el 22 de julio en las cercanías de Gillam, una población de 1.200 habitantes situada a unos 3.000 kilómetros al este del lugar donde se produjeron los asesinatos en Columbia Británica.

Durante más de una semana, centenares de efectivos de la Policía Montada, con la ayuda de efectivos militares, intentaron localizar a los sospechosos en los alrededores de Gillam, una zona de bosques y ciénagas en la que merodean lobos y osos polares.

Pero tras nueve días de intensa búsqueda, la policía reconoció que los dos fugitivos podían haber escapado y decidió reducir el número de efectivos en Gillam.

El 7 de agosto, la Policía Montada anunció el hallazgo en las cercanías de Gillam de dos cadáveres que con casi toda seguridad eran los de Schmegelsky y McLeod.

La confirmación oficial de que son los restos de los dos fugitivos se produce un día después de que el padre de Schmegelsky declarase a la televisión australiana que siente la muerte de Deese, Fowler y Dyck, pero que no cree que su hijo fuese responsable de los tres fallecimientos.

Alan Schmegelsky también aseguró que entiende a las familias de las víctimas porque él también ha perdido a su hijo.

Aun así, Kennedy Deese, hermana de Chynna Deese, criticó en un mensaje en Facebook a Alan Schmegelsky por su negativa a aceptar la responsabilidad de su hijo.

«No somos lo mismo, mientras pretende ser una víctima y no reconoce su parte en la educación de su hijo y su muerte. No puede comparase con nosotros porque no tuvimos parte en la causa de su dolor cuando en su caso sí ha sido parte en la causa de nuestro dolor», dijo Kennedy Deese.

Alan Schmegelsky ha reconocido que no formó parte de la vida de su hijo durante largo tiempo, pero rechazó que el interés de Bryer hacia el nazismo y las armas sea su culpa.