El «asesino de Facebook» actuó por estar enfadado con su novia

La Policía peina cinco estados a la caza del acusado de colgar su crimen en la red social

JAVIER ANSORENA
CORRESPONSAL EN NUEVA YORKActualizado:

La caza y captura del hombre acusado de matar a un abuelo de 74 años en Cleveland (Ohio) y luego colgar el vídeo del homicidio en Facebook se ha ampliado a cinco estados de EE.UU. El sospechoso, Steve Stephens, está huido desde el incidente, ocurrido el domingo, y la Policía lo considera "peligroso y armado".

Al cierre de esta edición, las fuerzas de seguridad locales y estatales peinaban amplios territorios de cinco estados en busca de Stephens: Ohio –donde reside y atacó a su víctima–, Pensilvania, Nueva York, Indiana y Michigan. "Nuestro objetivo es encontrar al sospechoso antes de que cometa otro crimen", aseguró ayer el jefe de la policía de Cleveland, Calvin Williams.

Stephens, de 37 años, colgó el domingo un vídeo en Facebook en el que disparaba a su víctima, Robert Godwin, después de asegurar en la red social que quería matar a gente por culpa de su exnovia, a la que identificaba como Joy Lane.

Godwin, un trabajador retirado de la fundición, había salido de una comida de celebración de Pascua con su familia. Tenía nueve hijos y catorce nietos. Al parecer, Stephens no conocía a la víctima y lo eligió simplemente porque se cruzó en su camino.

La Policía de Cleveland reconoció que consiguió hablar por teléfono con Stephens en una ocasión, pero no dio más información de la llamada y solo dijo que habían tratado de que se entregara. El rastro de actividad del móvil del sospechoso se pierde en Erie, una ciudad en el estado vecino de Pensilvania, a unos 160 kilómetros de Cleveland.

Conversación con su madre

La última persona que tuvo contacto con Stephens fue su madre, Maggie Green, a quien vio el sábado y con quien habló por teléfono el domingo, al parecer después del homicidio. "Si me vuelves a ver, será un milagro", le confesó Stephens, según relató Green a CNN. Le dijo también que estaba "disparando a gente" por estar "enfadado con su novia". La supuesta pareja de Stephens salió ayer a la luz para asegurar a "Time" que el sospechoso "es muy buen tipo" y que se había portado muy bien con ella.

En su vídeo en Facebook, que la red social ha retirado pero que han subido otros medios, el autor del crimen insta a su víctima a pronunciar el nombre de su novia y le advierte de que ella es "la razón de lo que está a punto" de sucederle.

Stephens alardeó en otro vídeo de Facebook de haber perpetrado trece homicidios, pero ayer las fuerzas de seguridad no tenían constancia de que esto hubiera sucedido. Stephens había sido multado en varias ocasiones por infracciones de tráfico, pero no tenía historial delictivo.

El caso de Stephens y Godwin se enmarca dentro de un creciente número de crímenes retransmitidos en directo o colgados en redes sociales. En febrero, apareció una grabación colgada en directo de la muerte de un niño de dos años y de un hombre de 26 años en Chicago, mientras que un tercer acompañante, una mujer embarazada, fue también tiroteada. En enero, una joven de 14 años subió a la red social una retransmisión de su suicidio. Solo una semana antes, un actor de Los Ángeles se suicidó tras haber amenazado con quitarse la vida poco antes en Facebook Live, la aplicación de vídeo en directo del gigante de las redes sociales. También ha habido violaciones en directo colgadas en Facebook y en Twitter.