Imagen de Oscar Kamau Kingara, fundador de la 'Fundación Oscar', tras recibir los disparos por personas no identificadas en Nairobi, Kenia. /Efe
Imagen de Oscar Kamau Kingara, fundador de la 'Fundación Oscar', tras recibir los disparos por personas no identificadas en Nairobi, Kenia. /Efe

Asesinan a tiros a dos activistas defensores de los derechos humanos en Kenia

EFE |
NAIROBIActualizado:

Dos prominentes activistas defensores de los derechos humanos kenianos han sido asesinados a tiros en Nairobi, la capital de Kenia, mientras se encontraban en su coche. Oscar Kamau Kingara y John Paul Oulu, fundador y director de comunicaciones de la organización Oscar Foundation,se dirigían a una reunión con miembros de la Comisión de Derechos Humanos de Kenia (KNCHR) cuando los asaltantes dispararon contra ellos mientras estaban parados en un atasco.

La fundación lanzó en 2007 un informe titulado Licencia para matar: ejecuciones extrajudiciales y brutalidad policial en Kenia, en el que documentaban 8.040 asesinatos cometidos por oficiales de la Policía en el marco de una supuesta operación contra la secta local conocida como los 'mungiki'.

La organización de Kingara y Oulu fue acusada el pasado miércoles por el Gobierno de estar detrás de esta secta, cuyos miembros se han amnifestado tras la muerte de los activistas, en distintos puntos de la capital en contra de la Policía, además de bloquear carreteras y asaltar autobuses públicos.

Investigación independiente

Philip Alston, experto de la ONU en ejecuciones extrajudiciales, que ha estado investigando la brutalidad policial en Kenia, ha instado, a través un comunicado, al establecimiento de una comisión independiente, como Scotland Yard o la Policía de Sudáfrica, que aclare las muertes y ha afirmado que mantuvo reuniones con los dos activistas, que le ayudaron en sus investigaciones.

"Es extremadamente preocupante que dos defensores de los derechos humanos puedan ser asesinados en plena calle en el medio de Nairobi", ha dicho Alston, quien ha añadido que "este acto constituye una amenaza mayor al curso de la ley". El experto de la ONU ha confirmado que ha recibido informes que apuntan a que un testigo de la escena resultó herido y que es posible que esté bajo custodia policial para que no pueda testificar.

Philip Alston ya acusó al Gobierno y a la Policía de Kenia la pasada semana de orquestar "crímenes de forma sistemática" en Nairobi y en la zona central del país y pidió la dimisión del fiscal general, Amos Wako, y del jefe de la Policía, Hussein Ali.