Asesinan a una embarazada y después rajan su vientre y se llevan al bebé

Actualizado:

Clarisa Figueroa, de 46 años, su hija Desiree, de 24, –ambas acusadas de asesinato– y Piotr Bobak, de 40, pareja de Clarisa y acusado de ocultar el crimen, permanecen detenidos sin fianza tras el asesinato de Marlen Ochoa, la joven embarazada cuyo bebé fue arrancado de su vientre después de su muerte.

Puedes leer más haciendo click aquí