Argentina defiende a punta de fusil la fragata Libertad embargada en Ghana
La fragata argentina «Libertad» - archivo

Argentina defiende a punta de fusil la fragata Libertad embargada en Ghana

Un juez ordenó su desplazamiento porque entorpece el tráfico comercial del puerto

corresponsal en buenos aires Actualizado:

La tripulación de la fragata Libertad, el buque escuela argentino embargado en Ghana, defendió a punta de fusil la embarcación, cuando las autoridades del país africano intentaron subir a bordo para moverla porque entorpece el tráfico comercial del puerto.

La decisión de intentar desplazar la fragata Libertad fue adoptada el miércoles después de que un juez de Ghana lo ordenara. Anteriormente, se había pedido al capitán del barco que lo hiciera personalmente, pero éste rehusó por orden de sus superiores en Buenos Aires.

Los abogados de Argentina justificaron la reacción con diferentes argumentos, entre otros, que no había suficiente personal en el barco para hacer movimientos de esa naturaleza sin que corriera riesgo el buque.

El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner repatrió hace semanas a la mayoría de la tripulación, cuando se le comunicó que únicamente podría zarpar si pagaba una fianza de veinte millones de dólares. El origen del embargo es la falta de pago de bonos del Estado argentino, a diferentes fondos de inversión estadounidense, emitidos antes del crack de 2002.

El diario «La Nación» publica el testimonio de Jacob Kwabla Adorkor, director del puerto de Ghana donde está amarrada la emblemática fragata, que confirma: «Sí, es verdad. Yo estaba allí y ellos sacaron los rifles y nos apuntaron».

En Argentina, el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, aclaró: «Se impartió la orden de que la tripulación se exhibiera en cubierta, con su armamento regular, a los fines de disuadir cualquier tentativa de abordaje». La fragata Libertad se encuentra bloqueada en el puerto desde el 1 de octubre.