El maquinista asegura que trató de frenar dos veces, pero el mecanismo falló
Un grupo de manifestantes provoca un incendio en los accesos a la estación porteña de Once - AFP
argentina

El maquinista asegura que trató de frenar dos veces, pero el mecanismo falló

Un grupo de jóvenes se enfrenta a la Policía y causa destrozos en la estación, indignados por la demora en la localización del cuerpo de la víctima número 51

buenos aires Actualizado:

El maquinista del tren Sarmiento de Buenos Aires declaró este viernes que intentó "frenar dos veces, pero el mecanismo falló". Marcos Antonio Córdoba, de 28 años, en una comparecencia ante el juez instructor Claudio Bonadío, declaró que se estaban registrando diversos fallos "en los materiales de los trenes" y, especialmente, a aquellos que conducían los modelos Sarmiento. Córdoba fue liberado, aunque continúa siendo el único imputado en el proceso judicial que investiga las circunstancias en las que se produjo el siniestro.

La tragedia está tomando tintes dramáticos en la respuesta social. Un grupo de jóvenes indignados por la tardanza en encontrar a la víctima número 51 del accidente de tren ocurrido el pasado miércoles en Buenos Aires, ha enfrentado a la Policía en una batalla campal que se ha saldado con importantes destrozos en la estación porteña de Once. Los disturbios se produjeron cuando centenares de personas se concentraron en el acceso principal de la estación en protesta por las pésimas condiciones del transporte ferroviario y el retraso en la localización del cuerpo de Lucas Menghini Rey, de 20 años.

Una vez confirmada la identidad de la víctima, un grupo de jóvenes provocó un incendio, destrozó parte del mobiliario de la estación y se enfrentó a la Policía, que se vio obligada a dispersar la concentración en medio de la indignación generalizada.

El cadáver de Lucas Menghini fue encontrado entre el tercer y el cuarto vagón del tren que el pasado miércoles se incrustó contra una de las cabeceras de la estación de Once, con un saldo de 51 muertos y más de 700 heridos. Durante dos días, la familia del joven desplegó una intensa campaña en los medios de comunicación y en la estación para difundir la imagen de Lucas, tras la búsqueda infructuosa en los hospitales y en tanatorios.

48 horas ilocalizado

Los argentinos se preguntan ahora cómo es posible que el cuerpo del joven permaneciera 48 horas en el tren sin que se percataran los socorristas, la Policía, los bomberos y el juez encargado de la causa, que el jueves inspeccionó el convoy siniestrado.