Arabia Saudí repele el ataque con drones a uno de sus aeropuertos de una milicia apoyada por Irán

Se trataría del segundo ataque consecutivo en dos días

RiadActualizado:

La coalición árabe liderada por Arabia Saudí anunció hoy que ha interceptado y derribado cinco aviones no tripulados lanzados por los rebeldes chiíes hutíes contra el aeropuerto internacional de Abha, en el suroeste del país, dos días después de otro ataque contra el aeródromo que dejó 26 heridos.

El portavoz de la alianza, Turki al Malki, dijo que las Fuerzas de Defensa Antiaérea «interceptaron y derribaron cinco drones lanzados por la milicia hutí terrorista y respaldada por Irán dirigidos contra el aeropuerto internacional de Abha y la ciudad de Jamis Mushait», en el sur del país, según recoge la agencia estatal SPA.

Al Malki aclaró que «el tráfico aéreo en el aeropuerto internacional de Abha opera con normalidad, no hay retraso en los vuelos ni en el tráfico aéreo». En la nota, el portavoz reafirmó «su legítimo derecho en tomar las medidas apropiadas para lidiar con estos actos hostiles y en conformidad con el derecho internacional humanitario».

El medio yemení Al Masira, portavoz de los hutíes, asumió que los rebeldes son los autores del ataque. El 12 de junio, la coalición árabe anunció que 26 civiles, de diferentes nacionalidades, resultaron heridos por el impacto de un misil lanzado por los rebeldes contra el mismo aeropuerto.

Los hutíes, a los que Arabia Saudí acusa de estar tutelados por Irán, han aumentado sus operaciones contra el territorio saudí en las últimas semanas. Este ataque coincide con un nuevo repunte de tensión en el golfo Pérsico, después de que dos petroleros fueron objetos ayer de un supuesto ataque en el mar de Omán.

EE.UU. ha acusado a Irán de estar detrás de esta operación, un extremo que Teherán niega, y de un suceso similar al ocurrido en el mes de mayo cerca de la misma zona.

Arabia Saudí lidera la coalición que interviene militarmente desde 2015 contra el Yemen a favor del Gobierno reconocido internacionalmente del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y en contra de los hutíes, que controlan la capital Saná. Según la ONU, el Yemen se ha convertido en el escenario de la peor crisis humanitaria actual del mundo.