Un guardia de seguridad vigila el perímetro del Aeropuerto Internacional de Abha, atacado la semana pasada
Un guardia de seguridad vigila el perímetro del Aeropuerto Internacional de Abha, atacado la semana pasada - REUTERS

Nuevo ataque de los rebeldes yemeníes contra Arabia Saudí

El conflicto interno del Yemen está considerado como una «guerra por poderes» entre Irán y el anterior régimen yemení, suní, que apoya militarmente Riad

RiadActualizado:

Los rebeldes de Yemen, apoyados por Irán, lanzaron ayer otro misil contra territorio de Arabia Saudí, días después de que otro ataque similar destruyera parte de un aeropuerto en el país vecino. Según Riad, el proyectil de ayer explotó cerca de una planta desalinizadora sin causar víctimas. A través de su canal de TV, Al Masirah, los rebeldes hutíes afirmaron sin embargo que un misil crucero había destruido una planta de electricidad saudé en Shuqaiq.

Fuentes de la Casa Blanca señalaron que el presidente Trump fue informado de inmediato sobre el ataque de los hutíes, y que el Gobierno norteamericano estaba «siguiendo la situación». Según una portavoz del Pentágono, «EE.UU. cree que la situación es preocupante porque pone en peligro vidas inocentes».

El conflicto interno del Yemen está considerado como una «guerra por poderes» entre Irán, que apoya a los rebeldes hutíes -de la corriente musulmana chií, como los persas- y el anterior régimen yemení, suní, que apoya militarmente Arabia Saudí. Los hutíes niegan oficialmente estar recibiendo ayuda de Teherán. Al mismo tiempo, en los últimos meses los rebeldes yemeníes han extendido sus ataques a Arabia Saudí con ataques con misiles y drones.

La preocupación de que la región se encuentra en la antesala de un conflicto a gran escala se ha disparado tras los ataques contra dos petroleros en el golfo de Omán, la semana pasada, después de los que sufrieron otros cuatro petroleros junto a las costas de Emiratos Árabes Unidos el mes pasado.

Tanto EE,UU. como Arabia Saudí acusaron a Irán de estar detrás de esos ataques, algo que ha sido negado por el régimen fundamentalista de Teherán.

Los rebeldes hutíes de Yemen ya atacaron dos oleoductos saudíes el mes pasado, y hace una semana dirigieron sus misiles contra el aeropuerto saudí de Abha, ataque en el que se registraron al menos 26 heridos. El movimiento hutí, que derribó el régimen de Saná apoyado por Riad a finales de 2014, ha intensificado sus ataques contra Arabia saudí después de que este país movilizara una alianza militar árabe para combatirles.