El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker - EFE

La UE aprueba 400 millones para la educación de los refugiados sirios en Turquía

El presupuesto podrá cubrir tres años académicos de educación en Ankara

BruselasActualizado:

La Comisión Europea ha aprobado este miércoles un nuevo paquete de ayuda de 400 millones de euros para apoyar la escolarización de los refugiados sirios en Turquía después de que los países de la UE hayan dado luz verde al nuevo tramo de 3.000 millones para ayudar a Ankara en la acogida.

Estos fondos serán entregados en forma de subvención directa al Ministerio de Educación Nacional de Turquía y permitirá continuar con el proyecto educativo para refugiados sirios en el país que expira en octubre de este año.

El comisario de Política Europea de Vecindad, Johannes Hahn, ha señalado que con el respaldo de los Veintiocho al segundo tramo de ayuda pueden «seguir cumpliendo» su compromiso de «ayudar a los refugiados sirios y a las comunidades de acogida en Turquía». Según ha explicado, este paquete permite continuar con «el apoyo para abordar las necesidades de estudiantes y profesores».

El alcance de esta ayuda será «más amplio» que con el actual proyecto educativo y se centrará en superar los resultados alcanzados, aumentar la calidad de la educación, proporcionar clases de lengua turca a los adultos y mejorar el sistema de exámenes y las actividades para la cohesión social. La duración de este paquete también será mayor que el anterior, ya que cubrirá tres años académicos en lugar de dos.

El objetivo es asegurar la sostenibilidad de las actividades cuando la financiación europea haya concluido. Por ejemplo, el número de profesores contratados para este proyecto debería reducirse gradualmente al mismo tiempo que los estudiantes sirios se van integrando en colegios públicos.

El Mecanismo para los Refugiados en Turquía (FRT, por sus siglas en inglés) fue establecido en 2015, en virtud del acuerdo migratorio con Ankara, como instrumento de financiación de la ayuda europea. En 2016-2017 contó con 3.000 millones de euros y el 29 de junio de este año los Veintiocho aprobaron un segundo tramo de 3.000 millones para 2018 y 2019.

De este monto, 2.000 millones proceden del presupuesto de la UE y 1.000 millones, de las aportaciones de los estados miembro.