Aparecen nuevos paquetes bomba, para un total de doce, dirigidos a enemigos de Trump

No se han filtrado imágenes del paquete destinado a Corey Booker, pero sí del de James Clapper, y coincide con el resto aparecido hasta ahora

Corresponsal en Nueva YorkActualizado:

El goteo de paquetes bomba enviados a enemigos políticos de Donald Trump y sus aliados todavía no ha acabado. En la madrugada del jueves y la mañana del viernes han aparecido otros dos: uno dirigido al ex director nacional de inteligencia, James Clapper, y otro al senador demócrata Corey Booker. Se unen a los que se encontraron esta semana dirigidos a Barack Obama, ex presidente de EE.UU.; Hillary Clinton, ex secretaria de Estado y contrincante de Trump en las elecciones de 2016; Joe Biden, ex vicepresidente con Obama; Eric Holder, ex fiscal general; John Brennan, ex director de la CIA; Maxine Waters, diputada demócrata en la Cámara de Representantes; el actor Robert de Niro y George Soros, financiero y patrocinador de causas liberales.

El que iba dirigido a Booker fue detectado el jueves por la noche en una oficina de correos de Florida. Las investigaciones de las fuerzas de seguridad apuntan a que varios de los paquetes fueron enviados desde este estado. Booker, senador por New Jersey, es uno de los legisladores más críticos con Trump y está en las quinielas del partido demócrata para presentarse a presidente en las elecciones de 2020.

El de Clapper apareció esta mañana en otra oficina de correos, esta vez en Nueva York, donde se han interceptado o dirigido la mayoría de los paquetes. Se encontró en la oficina de la calle 52 con la Octava Avenida, en el centro de Manhattan y a pocas manzanas de la sede de la CNN, donde el martes apareció el paquete destinado a Brennan que forzó la evacuación de la sede de la cadena de noticias. En el paquete destinado a Clapper también aparecía como dirección la de CNN. El destinatario fue el coordinador de las agencias de inteligencia de EE.UU., las mismas con las que Trump ha tenido una relación tumultuosa, sobre todo desde que confirmaron la existencia de una interferencia rusa en las elecciones que le llevaron a la Casa Blanca. Clapper ha sido también un crítico frecuente de Trump.

«Cualquiera que haya sido crítico de forma pública con el presidente Trump necesita estar alerta y tomar precauciones especiales, sobre todo en lo que se refiere al correo», dijo ayer a CNN.

No se han filtrado imágenes del paquete destinado a Booker, pero sí del de Clapper, y coincide con el resto aparecido hasta ahora: sobre acolchado color manila, pegatinas con las direcciones de destinatario y remitente, erratas en el nombre del remitente -en todos aparece como Debbie Wasserman Schultz, congresista demócrata y ex presidenta del partido-, y seis sellos con la bandera de EE.UU.

La aparición de los paquetes, que contienen artefactos explosivos caseros -aunque ninguno ha explotado- ha agitado todavía más la tensión política en EE.UU. Las fuerzas de seguridad han asegurado que son «rudimentarios pero funcionales».