Análisis de ADN permiten juzgar al asesino de dos niñas 30 años después de que las asesinara

Rusell Bishop, de 52 años, está acusado de agredir sexualmente y asesinar a Nicola Fellows y Karen Hadaway en 1986

Actualizado:

El británico Rusell Bishop, de 52 años, está siendo juzgado por la agresión sexual y asesinato de dos niñas, Nicola Fellows y Karen Hadaway, en 1986. Aunque Bishop fue acusado de haber cometido ambos crímenes, un tribunal le dejó libre en 1987. Ahora, las pruebas de ADN han permitido que Bishop se tenga que enfrentar de nuevo a la Justicia.

Tres años después de su primer crimen, Bishop asaltó a otra niña de 7 años, que logró sobrevivir. La menor le identificó y consiguió que fuera llevado a prisión. Sin embargo, el agresor todavía no había sido juzgado por el caso de las otras dos menores.

El fiscal Brian Altamn, que lleva el caso, explicó que los avances científicos han permitido esclarecer que el único responsable de la muerte de las dos niñas en 1986 fue Bishop.