El terrorismo golpea el corazón turístico de Marruecos
Una víctima entre los escombros del café Argana de Marraquech - AP

El terrorismo golpea el corazón turístico de Marruecos

El país vivió sus peores ataques terroristas el 16 de mayo de 2003, cuando una decena de kamikazes se inmolaron en distintos lugares de Casablanca, causando cerca de 40 muertos

casablanca Actualizado:

El terrorismo ha vuelto a golpear Marruecos, y esta vez lo ha hecho en el corazón de la capital turística del país. La plaza Jamaa el-Fna, Patrimonio de la Humanidad, es el lugar más visitado del país magrebí, con cerca de 10 millones de viajeros cada año. Españoles y franceses se encuentran a la cabeza.

El hotel Atlas Asni de Marraquech ya fue escenario de un ataque terrorista en 1994 en el que murieron precisamente dos turistas españoles. Rabat acusó de su autoría a una célula argelina, lo que originó el cierre de la frontera terrestre entre ambos países, que hoy sigue bloquedada.

Marruecos vivió sus peores ataques terroristas en la tarde del viernes 16 de mayo de 2003, cuando una decena de kamikazes se inmolaron en distintos lugares de Casablanca, causando cerca de 40 muertos, entre ellos tres españoles. El lugar más afectado por las explosiones fue la sede de la Casa de España.

La última ola de atentados que vivió Marruecos tuvo lugar en 2007. Entonces varios jóvenes terroristas se inmolaron también en distintos barrios de Casablanca. La mecha prendió cuando Abdel Fatah Raydi se inmoló en un cibercafé semanas después de salir de la cárcel tras haber sido amnistiado por el rey Mohamed VI.

Marruecos es junto a Túnez el país más visitado del Magreb por los turistas. Es más, la inestabilidad que reina en Túnez tras las revueltas que acabaron con el poder del presidente Ben Alí el pasado mes de enero habían hecho elevar las previsiones de visitas en el reino alauí especialmente para el próximo verano.

Marraquech es el destino elegido por cientos de españoles que, empujados por el aumento de los vuelos low cost y la cercanía geográfica, habían elegido esta ciudad para pasar el puente del primero de mayo.