Alemania paraliza la venta de armas a Arabia Saudí por el caso Khashoggi

El Gobierno alemán ha tomado esta decisión hasta que se esclarezca la muerte del periodista

Corresponsal en BerlínActualizado:

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, ha recomendado al consejo de ministros liderado por Angela Merkel una suspensión de las negociaciones con Arabia Saudí para la venta de armas al reino árabe hasta que no se aclaren las circunstancias de la muerte del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí de Estambul. «Ahora mismo, tras la muerte de Khashoggi, no veo una base sobre la cual manifestarse a favor de una venta de armas a Arabia Saudí», declaró Maas.

«Si Riad no asume consecuencias en el corto plazo, Alemania debería detener la exportación de armas, también la de aquellas que ya han sido autorizadas», se mostró de acuerdo Norbert Röttgen, responsable de política exterior de la CDU, que considera que Alemania, junto a la UE y los miembros de la OTAN, deberían expulsar diplomáticos saudíes de sus territorios.

Desde enero hasta finales de septiembre, según el Ministerio de Economía alemán, el gobierno federal otorgó licencias de exportación de armamento con destino a ese país por un valor de 416 millones de euros. La monarquía del Golfo se ha convertido en el segundo mayor comprador de armamento alemán. En 2016, se exportaron a Arabia Saudí desde Alemania bienes por valor de más de 7.000 millones de euros. El gigante industrial Siemens construirá un metro por valor de 20.000 millones de euros en Riad. Probablemente esa sea la razón por la cual el gerente general de Siemens, Joe Kaeser, y otros ejecutivos alemanes no se hayan decidido aún a cancelar su participación en el foro económico en Riad la próxima semana, como lo han hecho otras muchas empresas estadounidenses y francesas.

«Es al menos un gesto de decencia que el Gobierno aliente a las empresas alemanas a mantenerse alejadas de esa conferencia», dijo el portavoz de Los Verdes en materia de Defensa Omid Nouripour. «Nosotros, los alemanes, conocemos este tipo de violencia desde los días de la Guerra Fría, cuando la seguridad del estado de la RDA practicó el secuestro y el asesinato», añadió el exministro de Exteriores, Sigmar Gabriel, que cuando dirigía la diplomacia alemana acusó a Riad de «aventurismo extranjero», desencadenando un enfriamiento de las relaciones.

Críticas a Trump por el INF

El Gobierno alemán criticó ayer, además, la decisión de Trump, de abandonar de forma unilateral el tratado de control de armas nucleares INF sellado en 1987 con Rusia. El anuncio de Trump es «lamentable», califica un comunicado del Ministerio de Exteriores, «pedimos a EE.UU. que considere las posibles consecuencias» sobre «un pilar importante» de la arquitectura de seguridad europea. «La retirada de EE.UU. del acuerdo plantea cuestiones complicadas para Alemania y Europa, ya que este pacto tiene una importancia extraordinaria», advierte el texto.