El policía italiano Luca Scatà, que abatió al terrorista tunecino Anis Amri, el pasado 23 de diciembre en Milán
El policía italiano Luca Scatà, que abatió al terrorista tunecino Anis Amri, el pasado 23 de diciembre en Milán - Facebook

Alemania no premia a los dos policías italianos que abatieron al terrorista de la matanza de Berlín

Considerados «héroes» en su día, los agentes mostraron en sus perfiles de las redes sociales fotos de Mussolini y frases de la extrema derecha

Corresponsal en Roma Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En Italia fueron calificados como «héroes» y todo el país se sintió orgulloso de sus dos policías: Cristian Movio, de 36 años, y Luca Scatà, de 29 años. El pasado 23 de diciembre, en Sesto San Giovanni (Milán), pusieron fin a la fuga del terrorista tunecino Anis Amri, quien fue abatido en el tiroteo con los policías. Cuatro días antes, Amri, de 23 años, mató a 12 personas e hirió a 35 en un mercado de Berlín, aplastándolas con el camión que conducía. Para las autoridades alemanas fue un alivio saber que el terrorista había sido interceptado en las puertas de Milán: Los alemanes se tranquilizaban y desaparecía el embarazo ante la fuga del terrorista. La propia Angela Merkel agradeció de inmediato a los dos agentes su acción.

El Gobierno alemán estaba considerando condecorarlos, según el diario «Bild». Pero ahora el premio se ha esfumado porque se ha descubierto que los dos policías italianos han hecho apología del fascismo, según destacan los medios italianos. En sus perfiles de Facebook y de Instagram, que después del tiroteo fueron eliminados por la Comisaría de Milán, los dos policías habían publicado fotografías y comentarios de clara inspiración de extrema derecha, algo que, obviamente, ningún Gobierno alemán puede pasar por alto.

Nada más producirse la muerte del terrorista tunecino, el ministro del Interior italiano, Marco Minniti, elogió a los dos agentes por su «acto heroico ejemplar». Algún día después se supo la orientación de estos policías. Luca Scatà, el agente que abatió a Amri, había mostrado en Instagram una fotografía suya en la que hace el saludo fascista; otra foto de Mussolini definiendo «infames» a los «traidores» del Duce. Cristian Movio, que recibió un disparo de la pistola de Amri, compartía en Facebook escritos racistas y contra los inmigrantes, además de publicar una fotografía de una botella de Coca-Cola con el nombre de Adolf.

«La decisión de no condecorar a estos dos policías es correcta a causa de su obvia actitud neofascista»
Stephan Mayer

Stephan Mayer, un experto de asuntos de Interior de la CSU (el partido gemelo bávaro de la CDU de Angela Merkel), ha comentado que «la decisión del gobierno federal de no dar la condecoración a estos dos policías es absolutamente correcta a causa de su obvia actitud neofascista».

Por razones de seguridad, los dos policías han sido transferidos a otro destino y se les protegió después de que sus nombres y fotos se hicieran públicos, tras ser abatido el terrorista, por parte del Ministerio del Interior italiano, en una decisión que fue muy criticada.

Problema aparte es que los dos policías hicieran públicas sus opiniones en las redes sociales. El hecho de mostrar su apoyo a posiciones extremas, siendo miembros de las fuerzas del orden, puede dar idea de que algunos policías no están completamente serenos a la hora de afrontar delicadas cuestiones de orden público. Además, también la reputación de la Policía podría resentirse, afirman algunos medios italianos. Se comprende fácilmente que los alemanes hayan renunciado a concederles el honor de una medalla. Era inevitable.