La ministra de defensa alemana, Ursula von der Leyen, en su comparecencia parlamentaria
La ministra de defensa alemana, Ursula von der Leyen, en su comparecencia parlamentaria - REUTERS

Alemania enviará 650 militares a Malí para permitir a Francia centrarse en Estado Islámico

Corresponsal en BerlínActualizado:

Cuando la canciller alemana, Angela Merkel, llegue hoy a París, para entrevistarse con Hollande y fijar los próximos pasos comunes en materia de lucha antiterrorista, no llevará las manos vacías. Su ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, ha anunciado el envío de hasta 650 soldados alemanes a Malí para asumir funciones en las tareas de seguridad del proceso de paz en las que sustituirán a tropas francesas (algo que ya adelantó a mediados de octubre el ministro de Exteriores Frank Walter Steinmeier). De esta forma, Alemania facilitará que Francia pueda concentrarse en la lucha contra la organización terrorista Estado Islámico en Siria.

Alemania tiene ya 200 soldados en el sur de Malí en misión europea, en una zona relativamente segura. En el norte de Mali, la más peligrosa y en la que se desarrolla la misión de Naciones Unidas, hay solamente diez efectivos del Ejército alemán en tareas fundamentalmente de inteligencia. Ahí es donde se prevé que sean enviados en varias etapas los siguientes grupos de soldados germanos.

Von der Leyen ha dado a conocer la decisión después de una reunión de la comisión parlamentaria de defensa en Berlín, que también ha sido informada sobre una ampliación de la misión del Ejército alemán en la formación de los kurdos peshmerga en Irak. En ella participarán hasta 150 soldados en lugar de los 100 que colaboran actualmente. Las dos misiones, tanto la de Malí como la de Irak, deberán ser todavía aprobadas por el Parlamento alemán, pero la ministra de Defensa no cuenta con especial resistencia.

Sin dar cifras sobre el número de soldados o fechas de la nueva misión en el país africano, la canciller Merkel se ha referido a este ofrecimiento a Francia en el pleno que tiene lugar esta mañana en el Bundestag y ha dicho que allí donde «sea necesario más compromiso» militar alemán, será estudiado y Berlín «no lo descarta por principio, desmarcándose de las reticencias de otros países europeos a enviar tropas terrestres a conflictos en el exterior.