La Alcaldía de Moscú y el ex asesor de Yeltsin, Berezovski, nuevos objetivos de la Fiscalía rusa

El vicefiscal general de Rusia, Vasili Kolmogorov, que lleva el «caso Gusinski», el magnate de la Prensa independiente rusa detenido en España y pendiente de una posible extradición, se soltó ayer la lengua y lanzó advertencias a diestro y siniestro. En una entrevista con ABC, Kolmogorov afirmó que si la Fiscalía tuviera verdadera capacidad de presión, «la cadena televisiva NTV no existiría».

MOSCÚ. Diego Merry del Val, corresponsal
Actualizado:

La NTV es la principal cadena de televisión independiente rusa, propiedad del emporio mediático de Vladimir Gusinski.

— ¿Qué pruebas de la culpabilidad de Gusinski tiene la Fiscalía rusa?

— Disponemos de una gran cantidad de pruebas, incluidos documentos bancarios, documentos fiscales, contratos y acuerdos firmados entre Media-Most (la empresa multimedia de Gusinski) y otras empresas y estructuras, incluido Gazprom, el Banco Central, Sberbank (la Caja de Ahorros) y la Alcaldía de Moscú, de uno de cuyos miembros ya tenemos datos inculpatorios. Estamos examinando todos estos documentos, que confirman la culpabilidad de Gusinski respecto a la acusación que se le ha presentado: estafa de grandes proporciones.

LA «CONEXIÓN SUIZA»

— ¿Por qué la Fiscalía centra su atención en Gusinski, enemigo del Kremlin, y no en otros oligarcas, como Boris Berezovski?

— ¿Cómo que no? Tenemos abierto el «caso Aeroflot» y ahí figura Berezovski. Llegará el momento en que presentaremos acusaciones contra él.

— ¿Por qué la Fiscalía cerró el «caso Mabetex», a pesar de que la Justicia suiza disponía de datos sobre la culpabilidad de Pavel Borodin, el ex gestor del Kremlin actualmente detenido en Nueva York, y acusado por la Justicia suiza?

— Durante dos años nosotros llevamos a cabo una investigación muy minuciosa. Las autoridades judiciales suizas nos dieron los datos de las cuentas bancarias. Finalmente, el Tribunal de Cuentas de Rusia declaró que no se había cometido ninguna infracción. Al analizar el material, nosotros estuvimos de acuerdo y cerramos el caso.

— Ustedes aseguraban que las firmas en las fotocopias de las cuentas que les enviaron desde Suiza eran ilegibles. ¿Por qué no enviaron a alguien al país para comprobar su autenticidad?

— Los originales de los documentos no pueden sacarse del banco. Como lo que teníamos eran sólo fotocopias, los peritos no pudieron ratificar su autenticidad. Pavel Borodin aseguró que la firma allí visible no era la suya. La técnica permite hacer cualquier cosa, incluso copiar dólares. Una de las pruebas de que aquello no era auténtico es que había un espacio en blanco enorme entre el texto y la supuesta firma de Pavel Borodin.

— ¿Podría en un futuro inmediato reabrirse el «caso Borodin» en la Justicia rusa?

— Si la Fiscalía suiza nos proporciona nuevas pruebas, sí, podríamos reabrirlo.

— El fiscal suizo Pascal Bertossa ha declarado que Pavel Borodin formó parte de una banda organizada de criminales, y que varios altos funcionarios rusos están implicados en la corrupción. ¿Qué puede decir sobre esto?

— Bertossa me ha comunicado personalmente por teléfono que él nunca hizo esas declaraciones. Se trata de un error.

CON LA MISMA MONEDA

— ¿Usted considera aceptable que la Fiscalía publique en la Prensa los préstamos recibidos por los periodistas de la cadena televisiva NTV (el canal propiedad de Vladimir Gusinski)?

— Póngase en nuestro lugar. A nosotros nos echan encima cubos de lodo, sacan a relucir cosas de nuestra infancia. Los periodistas se quejaban de que se les interrogara y el público tenía derecho a saber por qué se les investiga. El juez de investigación es quien decide qué parte de un sumario se considera secreto y cuál no.

— Según la Constitución rusa, es un juez, y no la Fiscalía del Estado, el único que puede dictar orden de registro o detención. La Fiscalía ha presionado para seguir manteniendo esta prerrogativa que no le corresponde ¿No desacredita esto a la Justicia rusa?

— El capítulo 7 de la Constitución atribuye esta facultad a la Fiscalía durante el actual periodo de transición. En Rusia, la Fiscalía no ejerce presión de ningún tipo. ¿Acaso puede el Rey de España presionar al Legislativo? Eso es absurdo. Si la Fiscalía tuviera esa fuerza, NTV ya no existiría.