Una ficha con los datos de El Aissami, donde lo ponen como fugitivo
Tras la exclusiva de ABC

Tareck El Aissami: «No me rendiré ante la nueva embestida del imperialismo de Estados Unidos»

El alto cargo chavista, por el que el gobierno de Trump ofrece hasta 10 millones de dólares, reaparece en el programa televisivo de Diosdado Cabello

Ymarú Rojas
CaracasActualizado:

El chavista más buscado por Estados Unidos, Tareck El Aissami, reapareció este miércoles en el programa de televisión que conduce Diosdado Cabello y es transmitido en el canal del Estado. Quien fue vicepresidente ejecutivo de Nicolás Maduro está hoy incluido en la lista de delincuentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos por un entramado internacional de venta de drogas.

Por si había dudas del paradero del actual vicepresidente económico de Venezuela, él mismo ha dado la respuesta. El Aissami, por quien Estados Unidos ha ofrecido hasta 10 millones de dólares para aquel que colabore con su captura, se defendió de los «ataques» que hay en su contra. En ese sentido, aseguró que se trata «de un mismo guion, de un ataque contra distintos compañeros de la revolución bolivariana».

Según revelan fuentes gubernamentales norteamericanas consultadas en exclusiva por ABC, EE.UU. planea pagar entre cinco y 10 millones de dólares (entre 4.5 y nueve millones de euros) por cualquier información que facilite la captura de El Aissami, ya que a este gobernante se le acusa de facilitar el envío de miles de kilos de cocaína fuera de Venezuela, gran parte de la cual fue introducida en EE.UU.

«Si ellos (EE.UU.) pretenden que nosotros nos rindamos, esto, por el contrario, nos llena de mucha fortaleza (...) Tenemos que estar firmes, y ante esta nueva embestida de la derecha del imperialismo, (pido) más poder y movilización popular, movimiento cívico nacional y con nuestra Fuerza Nacional», dijo El Aissami, quien de ser capturado y enjuiciado, se enfrentaría a una pena de 30 años de cárcel en territorio estadounidense.

El funcionario del régimen venezolano, ha sido señalado de facilitar el envío de miles de kilos de cocaína fuera de Venezuela, gran parte de la cual fue introducida en EE.UU. Junto a El Aissami, encabeza la lista de personas más buscadas de las autoridades migratorias estadounidenses el empresario venezolano, Samark José López-Bello, acusado de ser testaferro del político.