Ahmed Younis: «Es ridículo decir que el velo («hiyab») impide la integración de la mujer»

Ahmed Younis es el director del Consejo de Asuntos Públicos Musulmanes de los Estados Unidos, que trabaja por la integración de los mahometanos norteamericanos. En Madrid, Younis ha disertado en la

POR JOSÉ GRAU MADRID.
Actualizado:

Ahmed Younis es el director del Consejo de Asuntos Públicos Musulmanes de los Estados Unidos, que trabaja por la integración de los mahometanos norteamericanos. En Madrid, Younis ha disertado en la sede del Instituto Ortega y Gasset sobre: «Frente a la propaganda terroristas. ¿Quién está ganando los corazones y las mentes?». ABC ha tenido la oportunidad de conversar con él.

-¿Es usted un musulmán practicante?

-Sí.

-El asesinato de Theo van Gogh en Holanda, las matanzas en Madrid y Londres, las amenazas de muerte a Ayaan Hirsi Ali... ¿Podemos confiar en los musulmanes?

-No creo que la muerte de Van Gogh o las bombas en Madrid, o en Londres sean un problema con el mundo islámico. Es un conflicto con unas minorías y con la capacidad de integrarlas, lo que depende mucho de cómo las sociedades occidentales se entiendan a sí mismas. Por ejemplo, los que pusieron las bombas en Londres, eran en realidad jóvenes británicos. En ese sentido fue un problema de la sociedad británica.

-La holandesa de origen somalí Ayaan Hirsi Ali ha declarado recientemente: «El problema no son los musulmanes, sino el islam». ¿Está usted de acuerdo?

-Por supuesto que no. Pienso que la señora Hirsi Ali es la quintaesencia de cómo no se ha de actuar para convencer a las mentes frente a la propaganda terrorista. Si el problema es el islam, entonces nunca ganaremos, porque al islam pertenece uno de cada cinco de los habitantes del globo. El terrorismo no representa al islam. Los primeros interesados en luchar contra el terrorismo son los musulmanes mismos. Con esa declaración, la señora Hirsi Ali ofende a la inmensa mayoría de los que profesan la fe en Alá.

-«En el islam no se puede diferenciar entre el campo religioso y el público», ha recalcado también Hirsi Ali. ¿Qué le parece?

-Es completamente incorrecto. Es como decir que el islam no puede funcionar en las sociedades occidentales. Es completamente incorrecto. Los Estados Unidos son una sociedad secular. Se estima que hay unos 5 millones de musulmanes allí, y están perfectamente integrados en la sociedad.

-Mire usted lo que les pasa por ejemplo a los católicos en Arabia Saudí.

-Arabia Saudí no es en absoluto representativa del mundo musulmán. Lo que está ocurriendo en Arabia de ninguna manera representa al islam. Y decir que nos representan, sólo sirve a los extremistas, que no permiten ninguna interpretación. Hablan de una única ley islámica, de una sola manera de entenderla y de interpretarla.

-¿Qué le pareció la reacción musulmana al discurso del Papa en Ratisbona?

-Es una reacción que cabía esperar. Cuando las figuras occidentales relevantes comenten errores...

-¿Usted piensa que el Papa cometió un error?

-Desde luego.

-¿Ha leído usted el discurso completo?

-Sí. El discurso en su conjunto es muy inteligente. Pero es un error la famosa cita porque da pie a que los islamistas extremos la usen como excusa para conseguir sus intereses políticos internos. Estos extremistas pueden llegar a decir: «Incluso el Papa. ¿Cómo pueden contarme que esto no es una guerra contra nuestra identidad y contra nuestro modo de vida?». Creo que fue un error y que fue estupendo que pidiera perdón. Estoy a favor de que se publique todo, pero apelo a la responsabilidad, porque lo que se publica se puede manipular internamente en favor de los extremistas musulmanes.

-¿Qué piensa de que el primer ministro turco, Recep Tayyep Erdogan, no reciba al Papa en su próxima visita a Turquía?

-Es un error mayúsculo. Y mire por qué actúa así. Es una medida de política interna, para amplificar una supuesta identidad religiosa. No tiene que ver con la identidad musulmana, sino con una manera de querer determinar, para uso doméstico, lo que es musulmán y lo que no es musulmán. Yo no convenceré a un extremista musulmán de que pare de oprimir a las mujeres mandándole: «Has de secularizarte, te tienes que modernizar». Tendré éxito solamente si le pruebo que lo que hace es antiislámico, va contra el Corán.

-¿Impide el velo la integración de las mujeres musulmanas?

-¿El «hiyab»? (tela que cubre el cabello, pero no el rostro). Conozco a mujeres en EE.UU. que están muy altas en el escalafón académico y social, que están muy integradas, y que llevan «hiyab». No tiene nada que ver con la integración.

-Usted estará al tanto de la polémica enorme en Francia y en Inglaterra por el velo.

-Es ridículo decir que el velo es un símbolo del choque de las civilizaciones. Es completamente ridículo, y no está basado ni remotamente en el conocimiento de la realidad. Y puedo añadir que no es obligatorio llevarlo según la ley islámica. Pero yo defiendo el derecho a llevarlo, si quieren.

-Ekin Deligoez, una parlamentaria alemana de origen turco, está amenazada de muerte por decir que el velo es signo de sumisión.

-Esta pregunta, como otras que me ha hecho, apoya mi tesis. No hay que dar pie a los extremistas musulmanes. Creemos que el terrorismo empezó el 11-S en Nueva York y siguió en Madrid y en Londres, cuando la inmensa mayoría de las víctimas del terrorismo islámico son musulmanes.

-En Austria, en el Tirol, hay un pueblo que se llama Telfs y se ha opuesto a la construcción de un minarete. ¿Qué opina?

-Si es por tratarse de un símbolo religioso o de una institución musulmana, es un error. En EE.UU., por ejemplo, es inconstitucional discriminar a comunidades específicas por su fe.

SIGEFREDO

Ahmed Younis, durante la entrevista con ABC en Madrid