Varisos ganaderos prenden fuego a un contenedor de basura durante una protesta de ganaderos contra la reforma fiscal y de las pensiones ante el Ministerio de Agricultura en Atenas
Varisos ganaderos prenden fuego a un contenedor de basura durante una protesta de ganaderos contra la reforma fiscal y de las pensiones ante el Ministerio de Agricultura en Atenas - EFE

Los agricultores de Creta protestan contra las reformas y recortes del gobierno heleno

Hasta ahora eran los que menos impuestos y cotizaciones pagaban

CORRESPONSAL EN ATENASActualizado:

Unos mil quinientos agricultores provenientes de la isla de Creta, la más grande de Grecia, llegaron por barco esta madrugada y se manifestaron ante el Ministerio de Agricultura y la sede central del partido Syriza. Los agricultores, provenientes de las cuatro provincias cretenses (Iraklio, Lasithi, Réthimno y Janiá) solicitaban reunirse con el Ministro de Agricultura y el Secretario General de Syriza para protestar contra la aplicación de distintas reformas y recortes que les obliga a pagar más impuestos sobre todas sus propiedades, incluyendo sus tierras cultivadas, así como mayores cotizaciones para sus seguros de salud y jubilación. Asimismo querían tratar el tema de las indemnizaciones para agricultores y ganaderos por sus pérdidas debido a las recientes nevadas y el precio de la producción agrícola y ganadera en relación con los costes de producción.

El Ministro de Agricultura Vanguelis Apostolu que en principio quería recibir a una delegación de los agricultores formada por ocho agricultores y dos alcaldes de la isla se negó a ello inicialmente al ver que los agricultores querían entrar todos y ocupar el ministerio y comenzaron a manifestarse violentamente. Además exigían que estuvieran presentes periodistas y cámaras de televisión. La negativa del ministro provocó la furia de un grupo de agricultores que se lanzaron contra los policías antidisturbios a pedradas y bastonazos. Los policías lanzaron a su vez gas lacrimógeno y efectuaron varios arrestos. Lo mismo ocurrió ante la sede del partido Syriza: su Secretario General Pános Rigas no quiso recibirlos, con lo que los agricultores se volvieron a dirigir a pie de nuevo al Ministerio de Agricultura a protestar a sus alrededores.

Exigencias y críticas

El Presidente de los viticultores cretenses, Príamos Ieronimakis, afirmó ante distintos medios que las manifestaciones de los agricultores hoy no tienen banderas de partidos políticos, y condenó las reformas que «agotan» a quienes cultivan la tierra, recordando que la producción agrícola del país no supera el 30% de sus necesidades, debiéndose importar todo el resto. «No estamos pidiendo nada más de lo que prometía el primer ministro hace dos años sobre un tractor en el Peloponeso (se refiere a Alexis Tsipras antes de ganar las elecciones), cuando decía que un 13% de impuestos era una lápida para los agricultores griegos. Ahora han aumentado los impuestos al 22% , exigiendo pagar por adelantado el 100% de los impuestos del año siguiente, con un aumento (de las cotizaciones) del seguro, del IVA y de los costes de producción».

Muchos otros participantes en estas manifestaciones afirmaron ante los medios griegos que no podrían sobrevivir a estas medidas ni ellos ni sus familias, y que los jóvenes que querían quedarse en sus pueblos para cultivar la tierra propiedad de sus familias tendrían que abandonarla.

Políticos, «indeseables»

Finalmente a las cinco de la tarde los agricultores se dirigieron hacia el Pireo para volver a su isla, criticando al gobierno que no acepta sus exigencias y declarando que a partir de hoy los políticos no serán bien recibidos en Creta.

Fotini Arabatzis, la encargada de temas de Desarrollo Agrícola del partido líder de la oposición Nueva Democracia aprovechó para denunciar «al gobierno de Syriza-Anel de supuesta sensibilidad social que ha recibido hoy a los agricultores manifestantes de Creta en Atenas con fuerzas policiales antidisturbios y gases lacrimógenos. Los que prometían todo para tener el voto (de los agricultores) les «compensaron» finalmente con fuertes impuestos sobre sus ingresos, aumentando sus cotizaciones, el coste de la producción. Y les dejan sin posibilidad de recuperación económica y futuro».