La agenda sobre Defensa marcará la cumbre franco-británica

londres. Agencias
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La agenda sobre Defensa, que incluye algunas de las espinosas  cuestiones que alimentaron las divisiones transatlánticas, protagonizará la cumbre franco-británica que se celebrará mañana en Londres, apenas tres días después del final de la visita de Estado del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, al Reino Unido.

Según los analistas londineses, el presidente francés, Jacques  Chirac, que estará acompañado por el primer ministro Jean Pierre Raffarin y por varios miembros de su gabinete, incluida la responsable de Defensa, Michele Alliot Marie, intentará que el primer ministro británico, Tony Blair, se pronuncie a favor de una defensa europea independiente de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). 

Por el momento, la toma de posición de Blair sobre este asunto ha sido muy ambigua y parece responder a un intento de no irritar a la opinión pública euroescéptica del país ni a su gran aliado americano. A la vez, Blair intenta dar muestras a París y a Berlín de su compromiso europeo.

Este ejercicio de equilibrismo se tradujo en las últimas semanas en declaraciones contradictoras, elaboradas para contentar a uno y otro público. Un buen ejemplo de este doble lenguaje es el proyecto de creación de un cuartel general europeo separado del de la OTAN,

lanzado en abril por Francia, Alemania, Bélgica y Luxembrugo.

Londres se opuso en un primer momento a esta medida durante una cumbre celebrada en Berlín el 20 de septiembre entre el canciller Gerhard Schroeder, Chirac y Blair. Sin embargo, este último concedió

más tarde a la UE la posibilidad de disponer de una capacidad de

planificación autónoma para sus operaciones sin necesidad de recurrir

a los medios de la OTAN.

Defensa europea al margen dela OTAN

"Chirac vendrá a Londres con la intención de plantear una cuestión

fundamental al primer ministro", indicó ayer el diario ´Financial

Times´, esto es, si "el presidente americano ha dado o no a Blair el

fuego verde para embarcar al Reino Unido en una nueva iniciativa

europea de defensa al margen de la OTAN".

Blair "podría aceptar (. . . ) el boceto de una planificación europea

reforzada que no sería necesariamente bautizada como cuartel

general", declaró un especialista del Centro para la Reforma de

Europa, Daniel Keohane, un ´think tank´ londinense.

Esta estructura "no será instalada en la OTAN porque los franceses

están muy cerrados sobre eso", añadió. A la vez, añadió este experto,

Blair "desea un compromiso claro sobre el hecho de que (. . . ) si

alguien ataca un Estado europe, la OTAN será la organización

adecuada" para responder a esta agresión.

Anuncios menos espectuaculares

En términos globales, "habrá (mañana) anuncios interesantes de hechos, pero esto será menos espectacular que lo que pasó (durante la cumbre franco) en Saint Malo" en diciembre de 1998, según indicó una fuente informada. "La idea es construir sobre las operaciones europeas que han tenido éxito como (la operación ´Artemis´, dirigida por Francia) en

Bunia (República Democrática del Congo) y en los Balcanes", precisó

la misma fuente.

"Se discutirá en términos prudentes lo que se puede hacer en

Bosnia" en la medida de que hay asuntos aún abiertos, como los

relacionados con la policía o con la intervención militar, continuó

la misma fuente. "Esto dependerá de la situación sobre la zona, pero

la idea de un relevo de la OTAN por parte de la UE parece cada vez

más probable", añadió.

En sus encuentros con su homólogo británico Geoff Hoon, Alliot

Marie tiene previsto abordar además otros programas sobre los que los

dos países ya se encuentran trabajando o podrán trabajar en el

futuro. Entre ellos, figura la idea de construir un segundo portaaviones

francés en cooperación con los británicos, que por su parte también

aspiran a hacerse con otros dos. Además, sobre la mesa hay un

proyecto de compra de aviones de repostaje por parte de la Royal Air

Force (RAF), por cuyo contrato compiten el consorcio europeo Airbus y la estadounidense Boeing.