Una actriz porno, nota pintoresca de las legislativas francesas de junio

Cécile Bara, protagonista de 180 películas pornográficas producidas por su esposo, se presenta con el MAL (Movimiento Ateo y Libertino) en busca de un escaño

juan pedro quiñon
CORRESPONSAL EN PARÍS Actualizado:

Un total de 6.500 candidatos aspiran a conquistar los 577 escaños de diputados de la nueva Asamblea Nacional que deben elegirse entre el 10 y el 17 de junio próximos. La extrema derecha aspira a conseguir un grupo parlamentario propio. La candidata más sulfurosa será Céline Bara, actriz, protagonista de 180 películas pornográficas, producidas por su esposo.

Desde que la renovación de la Asamblea Nacional se realiza poco después de la elección del jefe del Estado, desde el 2002, los franceses siempre han dado al presidente de la República elegido una mayoría parlamentaria del mismo signo político.

La Unión por un Movimiento Popular (UMP) aspira romper esa tendencia y tradición, consiguiendo una mayoría que imponga una mayoría conservadora al presidente Hollande. Los sondeos no confirman por ahora tal hipótesis, cuando el enfrentamiento entre el Frente Nacional (FN, extrema derecha) y el partido de Nicolas Sarkozy, derrotado el pasado día 6 de este mismo mes de mayo, parece anunciar una nueva victoria del PS francés, que contará con el apoyo táctico de comunistas, ecologistas y extremas izquierdas.

A la extrema izquierda, la nota y el número pintoresco lo dará una actriz porno, Cécile Bara, francesa mestiza, hija de padre francés y madre nacida en Isla Mauricio, que se presenta como candidata independiente en el departamento de Ariège, no lejos de España, en el departamento de Midi-Pyrenées.

Cécile Bara y su esposo, productor de películas pornográficas, se presentan juntos, como candidatos a diputados, con el fin expreso de «hacer avanzar nuestras ideas, de extrema izquierda, anti capitalistas, a tope contra la extrema derecha».

Bara y su esposo han creado un “partido” expresamente para lanzar su campaña electoral, familiar, el MAL (Movimiento ateo y libertino) y suelen recurrir al antecedente italiano de La Cicciolina -antigua estrella del cine porno italiano, enterrada tiempo ha en el cementerio de las estrellas difuntas-. La actriz francesa tiene un cierto éxito entre la clientela de esa “cinematografía” de bajos fondos “artísticos”, y espera “hacer mucho ruido”, con el fin, afirma la pareja, de “difundir nuestras ideas” que, hasta ahora, solo han circulado por los pantanosos mercados del cine porno.