Vídeo: Atlas España

Abre en Milán el primer banco con pastelería

Una sucursal frente a la catedral (el Duomo) ha optado por esta forma de negocio para contentar a sus clientes

ABC.es
Actualizado:

Rescatados en muchos casos y convertidos en «enemigos» durante la crisis, los bancos de medio mundo buscan la manera de mimar a sus clientes ahora que la macroeconomía remonta. En Milán han llevado este deseo al extremo y una sucursal del Intesa Sanpaolo ha metido en su mismo edificio una pastelería. Tal cual.

Estos dos negocios comparten espacio, por lo que los clientes pueden pedir un café o comprar unos bollitos antes o después de hacer sus gestiones. Si la cola tiene pinta de alagarse más de los deseable, ahí están los pasteles para endulzar la espera. Junto a los cajeros, las pastas y los cruasanes.

«Es un reto. Quien tuvo la original idea, creo que es la primera pastelería dentro de un banco», dice el jefe de la pastelería. «No solo es una buena idea –añade uno de los clientes–, también es una buena razón para venir al banco a hacer cualquier gestión». Si ya hay muchas personas que parece que se pasan la vida en el banco, no se descarta que muchos inviertan parte del dinero que sacan en dulces. Todo sea para que el dinero nunca salga del banco.