Leopoldo López, en una marcha en Caracas poco antes de su detención el 18 de febrero de 2014
Leopoldo López, en una marcha en Caracas poco antes de su detención el 18 de febrero de 2014 - afp

Huye a EE.UU. uno de los fiscales que condenaron a Leopoldo López

Franklin Nieves admite en un vídeo el uso de pruebas falsas en el juicio contra el líder opositor venezolano. La defensa exige su excarcelación inmediata

Actualizado:

Franklin Nieves, uno de los fiscales que llevó el juicio por el que fue condenado el líder opositor venezolano Leopoldo López, ha huido a Estados Unidos y enviado una grabación, donde denuncia que fue presionado por las autoridades venezolanas para acusarlo con pruebas falsas. El pasado 10 de septiembre, el líder de Voluntad Popular fue condenado a casi 14 años por su supuesta responsabilidad en la violencia desatada durante una marcha a principios de 2014, después de un proceso que duró más de un año.

El fiscal viajó el pasado lunes con su familia a EE.UU. de forma secreta, pero el pasado viernes se conoció su confesión grabada en vídeo de cuatro minutos de duración, divulgada por el portal digital La Patilla, en la que confirmaba la noticia que circulaba en las redes sociales.

La juez Susana Barreiros condenó a Leopoldo López a 13 años y 9 meses de prisión por cuatro supuestos delitos, «asociación para delinquir, instigación pública y determinador en los delitos de incendio y daños a los edificios públicos». Su defensa recurrió ante la Corte de Apelaciones de Caracas la semana pasada.

El líder opositor está encarcelado en la prisión militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, desde el 18 de febrero de 2014, tras dirigir un movimiento de protesta que reclamaba «La Salida» del presidente Nicolás Maduro, que dejó un saldo de 43 manifestantes muertos.

Juan Carlos Gutiérrez, abogado de la defensa de López, se pronunció de inmediato a través de la red social de Twitter: «El juicio contra Leopoldo López se encuentra viciado de nulidad absoluta. La condena debe ser revocada e inmediatamente liberado. Franklin Nieves, fiscal del caso, evidencia una vez más la ilegalidad de su condena, es el resultado de un fraude procesal».

«Evidencia la ilegalidad de la condena, es resultado de un fraude procesal»

Nieves confesó que fue «uno de los fiscales que presentó la acusación» contra Leopoldo López y que decidió «salir con mi familia de Venezuela en virtud de la presión que estaban ejerciendo el Ejecutivo y mis superiores jerárquicos para que continuara defendiendo las pruebas falsas con que se había condenado» el líder de Voluntad Popular. Según el fiscal, esa instrucción para que «continuara defendiendo las pruebas falsas» contra López «se tenía que hacer contestando la apelación y argumentando para defender la condena que había proferido la juez que llevaba el caso».

Insta a «decir la verdad»

En la grabación, Franklin Nieves instó a los jueces y fiscales a «decir la verdad», pese a las presión que –dijo– reciben de sus superiores que amenazan con «destituirnos, mandarnos a la cárcel y esa serie de argumentos absurdos que siempre nos ponen para amenazarnos y que podamos realizar el capricho de todas esas personas».

Fallo de la Corte de Apelaciones

Mientras tanto, en el entorno del preso político venezolano reinaba este sábado cierto optimismo: familiares, abogados y opositores expresaron su esperanza en una próxima excarcelación. «El sol de la libertad va a llegar a Venezuela», escribió en Twitter la Mesa de la Unidad Democrática (MUD, coalición opositora). Al mismo tiempo, Lilian Tintori, mujer de López, señalaba en la misma red social que «en 3 días la LIBERTAD estará más cerca». Tintori se refería con ello al fallo de la Corte de Apelaciones, que espera que el próximo martes anule la sentencia de primera instancia que impuso a su marido una pena de casi catorce años de cárcel.