Soldados del régimen sirio este miércoles a las afueras de Alepo, en el norte del país
Soldados del régimen sirio este miércoles a las afueras de Alepo, en el norte del país - afp

Facciones yihadistas sirias imponen el toque de queda en los alrededores de Alepo

La periferia sur de esta ciudad del norte de Siria es objetivo de la ofensiva de las fuerzas de Al Assad con el respaldo de la aviación militar rusa

efe
Actualizado:

El Ejército de Al Fatah (la conquista), una de las principales alianzas armadas islámicas de Siria, ha declarado este miércoles el toque de queda en varios pueblos del extrarradio meridional de la ciudad de Alepo, la mayor del norte del país. Según un comunicado, la Sala de Operaciones del Ejército de Al Fatah en Alepo impuso el toque queda entre las 16.00 y las 09.00 hora local (13.00-06.00 GMT) en las localidades de Balas, Jalisa, Zitan, Bardeh, Merimim, Kafr Besh, Al Ais y Al Hadr. Advirtió de que los infractores de esta medida se arriesgan a ser detenidos y ser acusados de trabajar como informantes del régimen del presidente sirio, Bachar al Assad.

El Ejército de Al Fatah, que incluye al Frente al Nusra (filial siria de Al Qaida), también prohibió la posesión de armas o de material militar en casas o vehículos de quienes no pertenezcan a una facción rebelde y no posean un permiso especial expedido por él mismo.

Desde el viernes, la periferia sur de Alepo es objetivo de una ofensiva de las fuerzas del régimen de Damasco, que cuentan con el respaldo de la aviación militar de Rusia.

Estrategia para «liberar» Damasco

Por otro lado, el Frente al Nusra, los llamados Libres de Sham (Levante) y la Unión Islámica de Soldados de Sham anunciaron este miércoles en una nota difundida en internet la creación de la Sala de Operaciones Soldados de la Epopeya para «liberar» Damasco. Explicaron que adoptaron esta decisión por «el ataque feroz al que hace frente la nación musulmana, en general, y Siria, en particular, y por el descenso público de los rusos a la tierra de Sham (en referencia a Siria), tras la entrada de los cruzados, los chiíes y sus aliados».

Desde el pasado 30 de septiembre, Rusia lleva a cabo una campaña de bombardeos en territorio sirio, en su primera intervención militar directa en el conflicto sirio desde su inicio en 2011.