Un jóven palestino cuelga su bandera en la frontera
Un jóven palestino cuelga su bandera en la frontera - afp

La UNRWA pide «medidas firmes» para poner fin a la violencia en Palestina e Israel

«En Gaza las manifestaciones son una muestra de la pérdida de la esperanza en el futuro por la falta de reconstrucción un año después del conflicto», ha añadido

Actualizado:

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) ha reclamado este lunes la aplicación de «medidas firmes e inmediatas» para poner fin a la espiral de violencia en Palestina e Israel.

En su comunicado, el organismo ha expresado su alarma por la «elevada cantidad de muertos y heridos» y ha condenado firmemente la muerte de un adolescente palestino de trece años de edad por disparos de las fuerzas israelíes en el campamento de refugiados de Aida, cerca de Belén.

Así, ha subrayado que la investigación preliminar de la UNRWA indica que el adolescente se encontraba con un grupo de amigos cerca de la oficina del organismo tras acabar las clases y no suponía una amenaza.

La UNRWA ha indicado además que once palestinos han muerto y al menos 186 han resultado heridos en la Franja de Gaza a causa de los últimos incidentes, entre ellos tres niños en varias manifestaciones y una mujer embarazada y su hija en un bombardeo israelí.

La agencia ha informado además de 45 incursiones por parte de las fuerzas de seguridad israelíes en campamentos de refugiados palestinos, sucesos que se han saldado con varios palestinos muertos, entre ellos un niño.

«La UNRWA reitera el llamamiento del secretario general de la ONU (Ban Ki Moon) a todas las partes para que respeten y protejan los derechos de los niños, en particular su derecho inherente a la vida. Pedimos la máxima moderación y que se garantice la protección de los civiles», ha recalcado.

En este sentido, ha resaltado que el gran número de víctimas a causa de disparos por parte de las fuerzas israelíes apunta a posibles violaciones del Derecho Internacional.

Por último, ha manifestado que las causas del conflicto, incluida la ocupación israelí, han de ser tratadas para poner fin a la situación, alertando de «un sentimiento de desesperanza» en los territorios palestinos debido a «la negativa a los derechos y la dignidad».

«En Gaza las manifestaciones son una muestra de una generación que ha perdido la esperanza en el futuro, no por la falta de expectativas económicas, sino por la falta de reconstrucción un año después del conflicto», ha dicho.

«Una generación entera de palestinos está en riesgo. Todos los actores políticos deben actuar con decisión para restaurar su esperanza en un futuro digno, seguro y estable», ha remachado la UNRWA.