Imagen de un ataque de la aviación rusa en Siria difundida por el Ministerio de Defensa de Rusia
Imagen de un ataque de la aviación rusa en Siria difundida por el Ministerio de Defensa de Rusia - efe
sIRIA

Al Qaida pide a los yihadistas del Cáucaso atacar a civiles y militares en Rusia

«Si el Ejército ruso mata al pueblo de Siria, entonces matad a su pueblo. Ojo por ojo», ha instado el líder del Frente al Nusra, la rama siria de AQ

Actualizado:

La rama siria de Al Qaida (AQ), Frente al Nusra, ha hecho un llamamiento a los yihadistas del Caúcaso para que ataquen a civiles y militares rusos, según un audio de su líder Abu Mohamed al Yulani difundido en internet este martes.

«Si el Ejército ruso mata al pueblo de Siria, entonces matad a su pueblo. Y si ellos matan a nuestros soldados, entonces matad a sus soldados. Ojo por ojo», instó Al Yulani en la grabación de unos veinte minutos de duración y cuya autenticidad no pudo ser comprobada.

El dirigente de Al Qaida en Siria reaccionaba de esta forma a la campaña de bombardeos de Rusia, aliada del régimen de Damasco, en el territorio sirio iniciada el pasado 30 de septiembre.

Al Yulani acusó a los rusos de atacar bases del Ejército de Al Fatah (Conquista), una alianza de grupos islámicos que suele colaborar con el Frente al Nusra, y otras organizaciones opuestas al régimen de Bachar al Asad.

Los rusos «saben claramente ahora que el Estado Islámico (EI) no amenaza al régimen, porque las zonas que controla (el EI) no están junto a los feudos del régimen», apuntó el cabecilla yihadista. Por este motivo, agregó, «no ha sido ninguna sorpresa que (Rusia) haya empezado a bombardear las brigadas que se enfrentan directamente a las fuerzas del régimen».

En represalia, «no hay más elección que aumentar la batalla y atacar pueblos y ciudades 'nusairíes' (alauíes) en Latakia», declaró Al Yulani, quien animó a todas las facciones a «disparar a diario cientos de cohetes, como ellos (régimen) hacen contra ciudades y pueblos suníes».

El Ejército sirio comenzó el jueves pasado una ofensiva a gran escala en la provincia central de Hama y la vecina de Latakia, apoyado por la fuerza aérea rusa.

Por su parte Rusia ha informado que en las últimas 24 horas, la aviación rusa ha realizado 88 misiones y 86 bombardeos contra posiciones de Estado Islámico en Siria en las últimas 24 horas, lo que supone una cifra récord desde que Moscú inició su intervención en el país el pasado 30 de septiembre.

En Latakia, uno de los principales bastiones gubernamentales, vive la mayor parte de la minoría alauí del país, credo que profesa el presidente Al Asad. Asimismo, afirmó que «la ocupación rusa» se produce tras una serie de victorias de los «muyahidines», que han puesto en peligro al régimen de Al Asad.

Y opinó que los bombardeos rusos no han aportado más que los del régimen con sus «ataques indiscriminados». Por ello, dudó de que Rusia sea capaz de salvar al régimen sirio, que, auguró, «será derrotado a las puertas de Damasco».

Ataque a la Embajada rusa

La Embajada de Rusia en Damasco fue hoy atacada con obuses que no causaron víctimas entre su personal, informaron testigos a Efe y funcionarios rusos a la agencia RIA Nóvosti.

«Dos obuses de mortero impactaron en el recinto de la Embajada de Rusia en Damasco. Los empleados de la legación no han resultado heridos», manifestaron las fuentes de la agencia rusa.

Desde Damasco, varios testigos dijeron a Efe que un proyectil de mortero golpeó el tejado de la legación diplomática, ubicada en el céntrico barrio de Mazra, mientras que dos cohetes cayeron en las inmediaciones, sin ocasionar víctimas.

Estas fuentes explicaron que en el momento del ataque tenía lugar en la zona una manifestación para «agradecer a Rusia los bombardeos contra el terrorismo».