El primer ministro de Túnez, Habib Essid, durante su intervención ante la asamblea de la ONU
El primer ministro de Túnez, Habib Essid, durante su intervención ante la asamblea de la ONU - reuters

Túnez se une a la coalición internacional que bombardea a Estado Islámico

El país magrebí es de los que más yihadistas ha exportado al califato

Actualizado:

Túnez ha sido el último país en unirse a la coalición internacional que hace frente a los terroristas de Estado Islámico (EI) que desde hace quince meses han establecico un califato en varias regiones de Siria e Irak. Así lo anunció el presidente Habib Essid en la Asamblea General de la ONU.

«Túnez está examinando los campos de contribución a la coalición internacional. Participaremos activamente, con los recursos disponibles, en algunos campos», dijo Essid, que leyó un discurso redactado por el presidente, Beyi Caid Essebsi.

Más que el potencial militar tunecino, cuya aportación puede calificarse de testimonial frente al que pueden desarrollar otros países de la coalición que lidera Estados Unidos, hay que destacar que el país magrebí es uno de los principales exportadores de yihadistas llegados desde el extranjero a las filas del EI.

Ataques terroristas

Túnez fue el escenario en el que germinó la Primavera Árabe a principios de 2011 y con frecuencia es puesto como modelo de esas revoluciones frente a otros países en los que la deriva violenta ha sido mayor, como Siria o Libia. Además de los más de 3.000 de sus nacionales en el EI, el país está haciendo frente a la amenaza terrorista interna, con diversos grupos radicales tratando de hacer frente a las autoridades.

Integrándose en esa coalición internacional, las autoridades esperan contar con más apoyos a la hora de hacer frente a la inestabilidad interna. Decenas de personas, la mayoría extranjeros, han perdido la vida este año en dos grandes ataques terroristas en la capital, en marzo, y en la playa de Soussa, en junio.