Vladimir Putin, en una entrevista
Vladimir Putin, en una entrevista - reuters

Putin: «Rusia no se plantea de momento desplegar tropas de combate en Siria»

El presidente ruso se ha mostrado crítico con Estados Unidos por su respaldo a los rebeldes sirios

Actualizado:

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha asegurado que Moscú no tiene planes por el momento para desplegar tropas de combate en Siria, destacando que el objetivo de su presencia militar en el país es ayudar a Bashar al Assad en su lucha contra los grupos terroristas.

«Rusia no participará en operaciones de campo en territorio sirio o de cualquier otro Estado. Al menos, no lo planeamos por el momento», ha apuntado, según la transcripción de la entrevista concedida a las cadenas estadounidense CBS y PBS facilitada por el Kremlin.

«Sin embargo, estamos pensando en cómo intensificar nuestro trabajo tanto con Al Assad como con nuestros aliados en otros países», ha concedido el presidente ruso, quien se ha mostrado crítico con Estados Unidos por su respaldo a los rebeldes sirios.

En este sentido, ha apuntado que «prestar apoyo militar a estructuras ilegales va contra los principios del Derecho Internacional moderno y contra la Carta de Naciones Unidas».

Estados Unidos ha anunciado su intención de formar a unos 5.400 milicianos sirios para combatir al Estado Islámico. «Resulta que solo 60 de estos combatientes han sido formados adecuadamente y de ellos solo cuatro o cinco llevan armas. El resto han desertado con las armas estadounidense y se han unido al Estado Islámico», ha destacado.

Así, Putin ha recalcado que Rusia «ha estado prestando ayuda sólo al entidades gubernamentales legítimas». «A día de hoy se ha traducido en suministro de armas al Gobierno sirio, entrenamiento y ayuda humanitaria para el pueblo sirio», ha señalado, al tiempo que ha destacado que este apoyo al régimen de Al Assad está respaldado por la Carta de la ONU.

«Sólo hay un Ejército regular (en Siria), y es el Ejército de Al Assad, que hace frente a lo que algunos actores internacionales interpretan como una oposición. En realidad, el Ejército combate contra organizaciones terroristas», ha recalcado.

Putin ha asegurado además que ha propuesto cooperar a los países de la región para hacer frente a la amenaza que supone el Estado Islámico, entre ellos Turquía, Jordania y Arabia Saudí.

«Damos apoyo a las autoridades sirias legítimas. Creo que actuando de cualquier otra manera, actuando para destruir los organismos legítimos, se crearía una situación que estamos viendo en otros países de la región o de otras regiones, como Libia, donde todas las instituciones han sido desintegradas», ha explicado.

«Desafortunadamente, estamos presenciando una situación similar en Irak. No hay otra manera de solucionar el conflicto sirio que no sea fortalecer las agencias gubernamentales legítimas existentes», ha añadido.

Por otra parte, ha rechazado la exigencia de la oposición de que Al Assad abandone el poder para proceder a una transición, afirmando que «es la gente que vive en Siria la que debe determinar quién, cómo y según qué principios se gobierna su país».

«El 60 por ciento del territorio sirio está controlado por el Estado Islámico, el Frente al Nusra -rama en Siria de Al Qaida- y otras organizaciones terroristas. ¿Dónde está la oposición civilizada?», se ha preguntado.

Putin ha hecho referencia además a la amenaza que suponen los milicianos a su regreso a sus países de origen, subrayando que "hay más de 2.000 milicianos en Siria llegados de países de la antigua Unión Soviética".

"En lugar de esperar a que vuelvan a casa, debemos ayudar a Al Assad a combatirles allí en Siria. En general, queremos que la situación en la región se estabilice", ha defendido.