«Stelarc», con su tercera oreja
«Stelarc», con su tercera oreja - huffington post

Un artista australiano se hace crecer una tercera oreja en el brazo

Desde 2006 lleva un implante con la forma del cartílago auditívo, al que planea instalarle un micrófono y un dispositivo GPS

Actualizado:

Un artista escénico y profesor universitario de Perth, Australia, siempre tiene algo más que un as bajo la manga... una oreja.

Según informa «The Huffington Post», desde hace nueve años, el artista conocido como «Stelarc» ha estado dejándose crecer una tercera oreja en su brazo izquierdo, por amor al arte.

«Como artista escénico siempre he estado interesado en la idea del 'post-humanoide', el convertirme en un cíborg», ha dicho el profesor, según CNN. «Lo que significa ser humano no dependerá dentro de poco de tu estructura biológica sino, tal vez, del conjunto de la tecnología a la que nos conectamos o tenemos insertada en el cuerpo».

A «Stelarc», cuyo nombre de pila es Stelios Arcadiou —aunque se lo cambió hace 45 años— se le ocurrió la idea de ponerse una oreja extra en 1996. Sin embargo, no fue hasta 2006 cuando pudo encontrar a un cirujano que considerara su propuesta.

El cartílago en cuestión se hizo con un material biocompatible que se suele usar en operaciones de cirugía estética. De acuerdo a la explicación que da en su página web, Stelarc quería ponerse la tercera oreja justo detrás de una de las que ya tenía de nacimiento, pero decidió implantársela en el brazo, donde la piel se estira con más facilidad y no había necesidad de inflar el implante una vez colocado.

Su piel y venas crecieron por encima de la nueva «oreja» y la cubrieron por completo en sólo seis meses. «Stelarc» dice que ésta ya forma parte de su cuerpo.

El siguiente paso es para él algo lógico... añadirle un lóbulo creado con sus propias células para hacer la oreja más realista. Una vez superado ese procedimiento, «Stelarc» quiere implantarse un micófono que estaría conectado a internet, según «ABC.net».

«Esta oreja no es para mí, yo ya tengo dos buenas de casa para oír y escuchar con ellas. Ésta será un audífono a distancia para gente que esté en otro lugar», le ha dicho a la cadena australiana. «Quien quiera podrá seguir mis conversaciones o escuchar un concierto al que yo asista, donde quiera que estén. Además, un dispositivo GPS les permitirá saber dónde se encuentra la oreja».