El presidente de Irán, Hasan Rohaní
El presidente de Irán, Hasan Rohaní - efe

El acuerdo nuclear supera las expectativas de Irán

Rohaní declaró en una entrevista celebrada con motivo del segundo aniversario de su llegada al poder, que el acuerdo nuclear alcanzado y el final de las sanciones económicas supondrán un alivio para la economía iraní

Actualizado:

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, afirmó que el acuerdo nuclear alcanzado entre su país y las potencias del Grupo 5+1 «va más allá de lo esperado inicialmente» por su Gobierno, y que ha supuesto una situación en la que «todos ganan».

El mandatario se expresó así en una entrevista televisada anoche con motivo del segundo aniversario de su llegada al poder, en la que repasó los éxitos obtenidos por su Gobierno en estos meses, encabezados por el acuerdo nuclear y por la mejora de la economía.

Rohaní, clérigo chií de tendencia moderada, señalo que sin exagerar «lo que se logró al final de las negociaciones entre Irán y el G5+1 fue más allá de lo inicialmente esperado». Según afirmó el mandatario, el acuerdo dejó una situación en la que todas las partes implicadas ganan, ya que todos lograron cumplir con sus objetivos en la mesa de negociaciones.

«El otro bando decía que quería evitar que Irán obtuviera un arma atómica. Irán nunca intentó construir una bomba atómica, así que si piensan que lograron ese objetivo, dejemos que sea una victoria para ellos», añadió el presidente de Irán.

Rohaní afirmó además que si bien no confían «al cien por cien» en los países del G5+1 (EEUU, Francia, China, Reino Unido, Rusia y Alemania), el acuerdo tienen un mecanismo según el cual «ningún bando afrontará una pérdida si el otro lo rompe».

El presidente de Irán subrayó que las mejoras económicas obtenidas bajo su mandato, particularmente el control de la inflación y la recuperación del crecimiento han servido para que el país tuviera una posición más fuerte en la mesa de negociaciones. Rohaní insistió en que su Gobierno seguirá volcado en la mejora económica y prometió que bajará la inflación a una sola cifra en los próximos meses, tal y como logró bajarla del 42 % anual al 15 % en los dos años que lleva de presidente.

El mandatario se mostró confiado en que a partir de ahora y con el fin de las sanciones sobre el país que lleva aparejado el acuerdo nuclear, la economía iraní mejorará en muchos aspectos, si bien advirtió que trabajará para evitar que con la bonanza se produzca un «exceso de importaciones» que puedan afectar al mercado local. En cualquier caso, indicó que las mejoras económicas esperadas no se sentirán en el corto plazo, ya que el «retoño recién plantado» tardará un tiempo en «dar fruto».