Seif El Islam enjaulado por los rebeldes durante una de las sesiones del jucio
Seif El Islam enjaulado por los rebeldes durante una de las sesiones del jucio - reuters

¿Por qué no entregan los rebeldes libios al hijo de Gadafi?

Seif El Islam es el tesoro más preciado de la guerrilla de Zintán. Las rencillas internas hacen que no lo tengan las autoridades de Trípoli

abc
Actualizado:

El preso más famoso de Libia, condenado a morir por un pelotón de fusilamiento, no está en manos de las autoridades que lo han sentenciado, sino de una milicia armada rival. Fiel reflejo de la Libia de hoy en día.

Seif El Islam, que estaba destinado a suceder a su padre, Muamar Gadafi, al frente de la dictadura libia, sigue en manos de los rebeldes que lo capturaron en noviembre de 2011 a pesar de que las autoridades de Trípoli lo condenaron el martes a muerte.

La guerrilla de Zintán, a unos 150 kilómetros al suroeste de la capital del país, mantiene a buen recaudo y en un lugar secreto a Seif El islam. No sólo no piensan entregarlo al gobierno rival de Trípoli, el que lo ha juzgado en rebeldía, sino que tampoco escuchan los llamamientos del Tribunal Penal Internacional (TPI).

El hijo del dictador, muerto en octubre de 2011 por los rebeldes que lo apresaron cerca de Sirte, es el miembro del régimen de mayor rango detenido tras la revolución y la guerra que pusieron fin a cuatro décadas de feroz dictadura.

Las rencillas internas en un país hundido en la violencia, la guerra, la anarquía y el terrorismo hacen poco probable que Seif El Islam pueda ser entregado.