Rodríguez Larreta, ganador de la primera vuelta en las elecciones locales en Buenos Aires
Rodríguez Larreta, ganador de la primera vuelta en las elecciones locales en Buenos Aires - EFE

Mauricio Macri impone a su candidato en las elecciones a alcalde de Buenos Aires

El líder de la oposición argentina derrota al partido de Kirchner en los comicios de la capital y su delfín es favorito para la segunda vuelta

Actualizado:

Mauricio Macri, líder de la oposición argentina, disfruta del resultado que puso a su candidato, Horacio Rodríguez Larreta (Pro), a un paso de la victoria en las cruciales elecciones a alcalde de la ciudad de Buenos Aires. Su elegido para heredar el puesto que él ocupa desde hace ocho años obtuvo el 45,5% de los votos, de forma que deberá disputar una segunda vuelta contra su rival Martín Lousteau (Eco), que logró el 25,5% de los sufragios. Cualquier otro escenario, impensable en los sondeos y en la cabeza de los argentinos, habría supuesto el fin de la carrera presidencial de Macri, quien se perfila como el candidato opositor más fuerte para las elecciones presidenciales de octubre.

Algo es indiscutible: el feudo capitalino de Macri y de su partido Pro resulta inexpugnable para el kirchnerismo -que ha sido derrotado por tercera vez consecutiva en la ciudad de Buenos Aires-, cuya apuesta principal era llegar al ballotage contra Rodríguez Larreta y desplazar de ese puesto de segundón a Lousteau, efímero exministro de Economía de Cristina Kirchner.

El joven candidato kirchnerista Mariano Recalde (Frente para la Victoria), hombre de La Cámpora -organización política fundada por el hijo presidencial Máximo Kirchner- y actual presidente de la estatizada Aerolíneas Argentinas, arrancó la campaña sin pena ni gloria y en las primarias de abril quedó en una humillante cuarta posición.

Un par de factores le jugaron a favor a Recalde en este último tramo de la competición. El primero, deliberado, fue la incorporación de la presidenta a sus actividades. Cristina Fernández se sumó a sus filas para echarle una mano a uno de sus leales favoritos. Le acompañó en algunos recorridos capitalinos y en «cadena nacional» atacó directamente a Lousteau, su exministro al que, para pasmo de Argentina, le llegó a reprochar ser el autor de la célebre resolución 125, la ley para el sector agrario que desató una guerra entre el matrimonio Kirchner y los productores agropecuarios. La mandataria recordó aquello y, sin nombrar explícitamente a Lousteau, dijo que su desempeño como ministro le costó «sangre, sudor y lágrimas» a ella.

El otro factor que colaboró a que el rostro de Recalde se hiciera conocido fue involuntario. Se trata de un vídeo de una vedette, Victoria Xipolitakis, coqueteando con los pilotos de un avión de Austral (Aerolíneas Argentinas) donde llega a manipular los mandos del aparato en el despegue. El escándalo tuvo una reacción inmediata de Recalde, que cesó al comandante, mientras que su segundo salió a dar explicaciones públicas. Como en el refranero español, no hay mal que por bien no venga. La frase favorita del candidato «K» es: «Los porteños se merecen definir entre entre dos proyectos distintos y no entre dos candidatos del mismo».

Sin embargo, nada de eso le alcanzó al kirchnerismo para meterse en la segunda vuelta, que será finalmente disputada entre Rodríguez Larreta y Lousteau. Recalde obtuvo el 21,7% de los votos.

En este escenario, más de dos millones y medio de habitantes de la gran metrópolis argentina estrenaron el sistema de voto electrónico una verdadera novedad en Argentina. Los jóvenes de 16 años también tuvieron la posibilidad de sufragar, aunque para ellos se trata de un derecho pero no de una obligación legal como para los adultos. Del resultado, además de los nombres del alcalde y de su número dos, saldrán los de treinta legisladores locales para Buenos Aires.

Entre unos comicios provinciales y otros, en total, en torno al 20 por ciento del padrón electoral se pronunció el domingo en las diferentes elecciones en Argentina. Las urnas, un test de aproximación de cara a las presidenciales, no volverán a abrirse hasta el 9 de agosto, mes en el que se celebrarán las primarias de las que saldrán los favoritos para suceder a la presidenta cuando acabe su mandato en diciembre. Si no sucede una catástrofe, el escenario final estará definido por una competencia equiparable entre el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli el delfín que eligió «Cristina», más por necesidad que por entusiasmo, y el propio Macri. Según los sondeos, la carrera entre ambos será cabeza a cabeza hasta último momento. En cualquier caso, el triunfo en las elecciones locales de Buenos Aires fortalece la posición del alcalde saliente.

Larreta, quien actualmente es el jefe de Gabinete del Gobierno porteño de Macri, ha dado las gracias a los que han votado por él. «Que tanta gente apoye nuestro trabajo es un gran orgullo», ha dicho. Asimismo, ha agradecido a Macri su apoyo, manifestando que «todos saben que va a ser el próximo presidente».

Por su parte, Lousteau ha expresado su satisfacción por acceder a la segunda vuelta, recalcando que el partido «siempre planteó una elección en tres etapas».

«Nos tocó competir con dos estados que han gastado sumas obcenas, enfrentamos campaña sucia y operaciones inclusive el día de hoy», ha lamentado el exministro. «Va a haber balotaje y nosotros iniciamos ese camino hace un tiempo, estamos convencidos de que se puede discutir de otra manera, se puede debatir en profundidad», ha agregado.

El kirchnerismo reconoce la derrota

Recalde ha reconocido inmediatamente la victoria de Larreta y Lousteau y les ha felicitado por los resultados obtenidos. El candidato del Frente para laa Victoria ha expresado su agradecimiento a sus votantes y a «toda la ciudadanía».

«Quiero felicitar a los compañeros que trabajaron, y a la militancia, por el esfuerzo hecho estos días que nos permitió, tocando timbres, hablando con los vecinos, no sólo mantener ese 18 por ciento sino superarlo», ha dicho.

«Algunos querían dar al FpV por muerto, pero seguimos en la ciudad como una fuerza que sigue creciendo y seguirá en ese camino que nos ha enamorado a todos nosotros», ha argumentado.