J. M. Puebla
Premio Rodolfo Walsh

Maduro gana un premio de Periodismo en Argentina al tiempo que Cabello denuncia a ABC

La Universidad de La Plata considera que el presidente de Venezuela hace un esfuerzo para preservar la integración latinoamericana, con la democratización de los medios de comunicación

abc
Actualizado:

El Gobierno de Venezuela cada vez tiene más difícil acallar las denuncias de la prensa libre sobre sus abusos a la democracia caribeña. Frente al callejón sin salida que viven los pocos medios independientes venezolanos, ya sea por falta de papel, compra por parte del Estado, así como por la retirada de licencias, periódicos extranjeros como ABC y «The Wall Street Journal», a los que ha denunciado Diosdado Cabello por «difamación», se convierten en referencia para los ciudadanos de Venezuela. La paradoja es que al tiempo de efectuarse esta denuncia, la Universidad Nacional de La Plata, en Argentina, ha otorgado esta semana por unanimidad el Premio Rodolfo Walsh a la Comunicación Popular a Nicolás Maduro.

Según da cuenta « El Nacional», la institución universitaria considera que el presidente de Venezuela hace un esfuerzo para preservar la integración latinoamericana, «desde la perspectiva de la comunicación vinculada al bienestar de los pueblos, así como su rol en la democratización de las comunicaciones en Venezuela, mediante la creación de medios de comunicación comunitarios».

Asimismo, según ha explicado el profesor universitario del PSUV, partido de Maduro, Rodrigo Cabezas, con el galardón «se reconoce las políticas de inclusión educativa y alfabetización del Estado venezolano y la firme defensa contra los ataques golpistas de los grupos concentrados de medios de comunicación en el país y en la región latinoamericana y caribeña». En esos ataques estarían orquestados, según la retórica chavista, por el eje Madrid-Bogotá-Miami.

Sin embargo, no es la primera que esta institución otorga el Premio Rodolfo Walsh, en honor al afamado periodista argentino, a un presidente del «eje bolivariano» y aliado de los Kirchner. De hecho, antes lo recibieron el expresidente fallecido Hugo Chávez, así como los presidentes Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador) y la propia Cristina Fernández de Kirchner (Argentina).