Marruecos construye una valla de más de 100 kilómetros en la frontera con Argelia

La zona entre ambos países enfrentados es paso frecuente de inmigrantes así como de tráfico de drogas y gasolina

efe
Actualizado:

El gobierno de Marruecos construye actualmente 110 kilómetros de vallado en su frontera este con Argelia, y ha sacado a licitación un nuevo tramo de 14 kilómetros más, asegura hoy el sitio web yabiladi.com. El gobierno nunca ha dado detalles sobre este vallado, que ha sido documentado gráficamente por varios medios de comunicación.

El presidente del Gobierno, Abdelilah Benkirán, se refirió el martes en el parlamento al vallado y lo justificó por las diferencias entre Marruecos y Argelia: fue la primera vez en que reconocía en público la existencia de la valla, como había hecho el pasado julio el ministro del Interior, Mohamed Hasad, quien la justificó por «los riesgos terroristas».

Argelia acusa a Marruecos de ser el origen de todo el hachís decomisado en el país; por su parte, Rabat acusa a Argel de invadir Marruecos de gasolina de contrabando y de sicotrópicos.

Además, Marruecos considera que Argelia no controla como debiera la emigración irregular y tolera el paso de emigrantes sirios o subsaharianos a territorio marroquí, razón por la cual expulsa de vez en cuando a grupos de emigrantes dejándolos en algún punto de la frontera argelina, aunque esta práctica era más frecuente en el pasado.

Fronteras cerradas

La valla y las acusaciones mutuas son dos manifestaciones más de las complicadas relaciones entre Marruecos y Argelia, que tienen las fronteras terrestres cerradas desde 1994, una medida impuesta entonces por Argelia tras la decisión marroquí de exigir visado a los viajeros argelinos.