Varufakis abandona la sede de la Comisión Europea ayer en Bruselas
Varufakis abandona la sede de la Comisión Europea ayer en Bruselas - reuters

Grecia afirma que el acuerdo es «imposible» y culpa a la UE

Fuertes caídas en las bolsas de toda Europa que anticipan su salida del euro

Actualizado:

El Gobierno populista griego ha celebrado sus primeros cien días culpando a sus interlocutores institucionales de estar tan divididos que hacen imposible un acuerdo. La estratagema solo sirve para ratificar que ese acuerdo sigue estando muy lejos y que la reunión del Eurogrupo del próximo lunes tampoco será el momento para esperar una «fumata blanca». El único efecto que ha tenido esta ruidosa denuncia del gobierno de Atenas ha sido, como se podía esperar, una brusca bajada de las bolsas en toda Europa, que vuelven a contemplar un incremento de las posibilidades de lo que en Bruselas se llama «un accidente» y que acabaría siendo la salida de Grecia del euro. La de Atenas ha perdido un 4%, el Dax alemán un 2,4%, el Cac francés un 2% y el Ibex 35 ha perdido un 2,74%.

Desde Bruselas, la Comisión Europea le ha enviado también el primer gran ataque al gobierno de izquierda radical, al atribuirle directamente a la indecisión generada por las negociaciones la caída de dos puntos del crecimiento de este año 2015. En sus previsiones de primavera, el comisario de asuntos económicos Pierre Moscovici ha admitido que «la incertidumbre tiene un impacto directo» sobre las previsiones de la economía griega.

Divergencias

Sin embargo, para el Gobierno griego, la situación es diferente: son las divergencias entre el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea lo que ha hecho «imposible» un acuerdo. Según esta versión, el FMI quiere poner el acento en la reforma del sistema de pensiones y la Comisión en los recortes presupuestarios. Y, como Syriza no quiere hacer ni una cosa ni otra, desde Atenas se ha filtrado la información de que ello impide cualquier acuerdo y le exime de cualquier responsabilidad.

En los días que faltan para el Eurogrupo, el ministro de Finanzas Yanis Varufakis está llevando a cabo una gira europea (a España llegará el viernes) para explicar su versión según la cual en la reunión del lunes «se constatarán los grandes avances en las negociaciones» que hasta ahora se mantienen en secreto, pero lo único que se sabe es que si ha habido progresos, no han sido muy grandes. Además de visitar las capitales europeas, Varufakis ha tenido que desmentir los rumores que daban por hecho que Atenas empezaba a decretar medidas de control de capitales para evitar que siga huyendo el dinero de los bancos.