Casa destruida en la capital yemení
Casa destruida en la capital yemení - reuters

Más de 800 refugiados palestinos huyen de Yemen ante la espiral de violencia y caos

Presuntos yihadistas de Al Qaida toman un puesto fronterizo yemení con Arabia Saudí

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha iniciado la evacuación de 800 estudiantes y familias palestinas que se encontraban en Yemen, a causa de la delicada situación de seguridad en la que se encuentra dicho país.

Según confirmaron hoy fuentes de la presidencia palestina, ha comenzado la evacuación del convoy de los palestinos residentes después de que se pusieran en marcha los trámites a tal efecto el pasado 3 de abril con la creación de un comité «de crisis» liderado por el embajador palestino en Yemen, Diab Al Luh.

Según informaron a Efe fuentes del Ministerio de Exteriores palestino, aún siguen los trámites para evacuar a más personas a través de Arabia Saudí y se trabaja también con Jordania debido a la complejidad en el cruce de fronteras en la zona.

Los oriundos de Gaza, por ejemplo, deberían regresar a la Franja a través del paso entre Egipto y el enclave costero, que ha sido abierto en contadas ocasiones desde octubre.

Egipto también anunció hoy la repatriación de casi 800 ciudadanos que se sumaban a las efectuadas por otros países árabes y occidentales debido a la escalada de violencia en el país tras el inicio de la ofensiva aérea árabe en el Yemen contra los rebeldes hutíes.

Avance de Al Qaida

Presuntos milicianos de Al Qaida han atacado un remoto puesto fronterizo yemení con Arabia Saudí este martes, matando al menos a dos soldados, incluido el oficial de la guardia fronteriza al mando, según han informado fuentes en la provincia de Hadramaut, en el este del país. Según estas fuentes, los asaltantes tomaron la base cerca de Manwaj, a unos 440 kilómetros al noreste de la capital, Saná.

El ataque se ha producido menos de una semana después de que milicianos de Al Qaeda atacaran el puerto de Mukalla, en el mar Arábigo. Una alianza de combatientes tribales de Hadramaut avanzó hacia Mukala dos días después para expulsar a Al Qaeda, pero los residentes aseguran que los milicianos siguen controlando alrededor de la mitad de la localidad.

Al Qaida en la Península Arábiga (AQPA), la poderosa filial en la zona de la organización fundada por Usama bin Laden, ha estado fuertemente presente desde hace años en el este y el centro de Yemen, desde donde ha tratado de lanzar ataques contra objetivos occidentales.

Estados Unidos usó la base militar Al Anad, en el sur de Yemen, como base para su guerra encubierta con 'drones' contra AQPA, pero se vio obligado a retirar su personal de la misma cuando los rebeldes chiíes huthis lanzaron una ofensiva en la región el mes pasado.